Empresas

Nueva fusión en Europa: el mercado espera que Lufthansa o Ryanair compren Alitalia

Alitalia
Uno de los aviones de Alitalia (Foto: Alitalia)
0 Comentar

El mercado espera que compañías solventes como Lufthansa o Ryanair compren Alitalia, todo dependerá de la oferta económica que se ponga sobre la mesa. Dentro de dos semanas se comenzarán a recibir ofertas por la firma italiana, según el ministro italiano de Desarrollo Económico, Carlo Calenda.

Alitalia está pasando por momentos económicamente frágiles, las pérdidas de los últimos años han puesto en jaque su supervivencia, de modo que, necesitará de un salvavidas en forma de compra para poder ser relanzada. Como posibles compradores resuenan en el mercado compañías como Lufthansa o Ryanair, aunque la ‘low cost’ irlandesa sería la más beneficiada, según los expertos.

De momento, siempre según el Gobierno italiano, no hay negociaciones en marcha y las compañías citadas niegan su interés por Alitalia. Ryanair, al ser preguntado por OKDIARIO, ha respondido que “no responde a rumores” y alega que los problemas internos de la italiana “es solamente su problema”. Así lo ha zanjado, al menos de momento, aunque el ‘río de los rumores no para de sonar’.

Calenda ha señalado que la supervivencia de Alitalia solo es posible si tiene una alianza con otra compañía de transporte aéreo. “Será una prioridad que se compre el conjunto de la empresa en un contexto que vaya en la dirección de relanzarla”, ha explicado.

Sin embargo, la posición de la italiana no está en aras de ponerse demasiado fuerte en las negociaciones, a pesar de tener unas rutas de lo más atractivas para compañías como Ryanair. La ruptura de las negociaciones con los sindicatos podría suponer un problema a la hora de cerrar la operación final.

Los trabajadores de Alitalia rechazaran en un referéndum un nuevo plan industrial pactado entre la empresa y los sindicatos, que preveía 980 despidos respecto a los 1.300 previstos.

Ante este rechazo del plan industrial, los socios de Alitalia determinaron la imposibilidad de realizar la recapitalización de 2.000 millones de euros prevista y pidieron la intervención del Estado italiano, la “administración extraordinaria“, prevista por la ley italiana para las empresas en dificultad.

Gisela Turazzini, socia fundadora de Blackbird, recuerda que la línea aérea italiana “perdió 700 millones de dólares anuales, 2 millones de dólares diarios y 80.000 euros por hora”. Las cifras, desde luego, no destapan un escenario optimista y así lo señala la experta. “Estos números lo que significan es que la compañía tiene dos opciones: o bien desaparece o bien es integrada en una de sus competidoras como Lufthansa o Ryanair”.

Turazzini explica que, efectivamente, entre las dos aerolíneas soplan fuertes rumores de compra, a pesar de las cifras deficitarias. “Sí, es cierto que pierde dinero, pero sus rutas comerciales son un caramelo para algunas compañías, que como Ryanair, podrían incrementar su oferta de vuelos”.

Que se lleve la fusión a puerto o se quede en el naufragio, dependerá de la oferta que Alitalia reciba por parte de los interesados en adquirirla. “Siempre que se pacte un atractivo precio de compra, teniendo en cuenta el problema sindical, la compañía italiana podría ser absorbida”, explica Turazzini.

Y, de acuerdo con el mercado, la mejor posicionada para alzarse con la compra es Ryanair. “Por estructura y modelo de negocio, la que parece mejor posicionada e interesada” es la irlandesa liderada por Michael O’Leary.

No es la primera vez que el presidente de la ‘low cost’ se presenta como interesado por Alitalia, aunque es cierto que con la condición de colaborador. Le ofrecía operar todas las rutas del mercado doméstico, gestionando las conexiones hacia Roma y Milán (Malpensa) para llenar los vuelos de largo radio, según declaraciones de O’Leary a La Repubblica.

Por su parte, Victoria Torre, analista de Self Bank, explica que el acercamiento viene produciéndose desde comienzo de año, “cuando Ryanair surgió como colaborador de Alitalia en el caso de romper su relación con Air France”. El divorcio con la gala era uno de los requisitos indispensables de la ‘low cost’ para tenderle el salvavidas a la italiana. “Es imprescindible que suspenda la ‘joint venture’ con la francesa”, explicó O’Leary, “les impide crecer en un mercado prometedor”.

Torre, señala que, además, la posición del Ejecutivo italiano es favorable a la operación, “lo que acerca la posibilidad de una fusión entre Alitalia y Ryanair, aunque tampoco se puede descartar a la alemana Lufthansa”.

Además de la oferta económica, un ingrediente que pesará en la negociación será que “el comprador venga de la mano de plan estratégico que permita salvar Alitalia de la quiebra. Esto será un factor determinante a la hora de decantarse por una oferta frente a otra”, concluyen desde Self Bank.

Nada de nacionalizar Alitalia

Descartado por completo, así lo dijo el Gobierno italiano en el momento des rescate económico. El Ejecutivo ha nombrado a tres administradores que deberán elaborar un plan industrial viable, así como sanear las cuentas, con un préstamo de 600 millones de euros para garantizar su operatividad en los próximos seis meses.

El primer ministro, Paolo Gentiloni, ha declarado que este ‘rescate’ no solo responde a la “explícita petición” de la compañía, sino que es un “acto de responsabilidad” dirigido a asegurar un servicio que considera “fundamental”. Aclaró, además, que el objetivo de préstamo de ninguna manera debe entenderse como una “segunda nacionalización”, ya que la aerolínea pasó a manos privadas en 2009. “La nacionalización de Alitalia ha estado excluida desde el primer momento y la rechazamos también ahora”, insistió.

Alitalia esté actualmente está controlada por la aerolínea emiratí Etihad (49%) y por un consorcio que posee el 51% restante de las acciones y que está en manos fundamentalmente de los bancos Intesa Sanpaolo (32,01%) y Unicredit (32,67%), además de otras empresas.

Últimas noticias

Lo más vendido