Por los sobrecostes de los adelantes exigidos por Riad

Las empresas españolas se llevarán 10.000 millones por el AVE a la Meca en vez de los 6.700 millones presupuestados

Obras del AVE a la Meca (Foto: Marca España).
Obras del AVE a la Meca (Foto: Marca España).
Comentar

El Gobierno de Arabia Saudí ha pedido al consorcio formado por 10 empresas españolas y dos saudíes que adelante en casi un año la finalización de las obras y puesta en marcha del primer tramo de la compleja infraestructura del tren de alta velocidad entre Medina y la La Meca. La aceleración de los trabajos, la ya completada compensación de los retrasos de la Fase 1 a cargo de un consorcio chino-franco-saudí y algunos imprevistos técnicos disparán la factura final del  proyecto.

Fuentes de las empresas españolas que participan en el proyecto han dicho a Okdiario que el precio final que tendrá que pagar el Gobierno saudí va a crecer desde los 6.700 millones de euros presupuestados en un inicio hasta una cifra en torno a los 10.000 millones de euros. Estos 3.300 millones de euros extras suponen un incremento de más del 49%. Los motivos son varios.

La línea de 450 kilómetros unirá cinco ciudades cruzando el desierto

Uno de ellos es la aceleración en la puesta en marcha de la línea de 450 kilómetros, que unirá cinco ciudades cruzando el desierto y que tiene que tener capacidad para transportar a buena parte de los entre dos y cinco millones de personas que participan anualmente en la peregrinación a la Meca, el Haj. Esos peregrinos se concentran desde el 8 de Du al Hiyya (que en 2016 coincidirá con el 11 de septiembre del calendario gregoriano) hasta el 13 del mismo mes musulmán en la principal ciudad santa islámica y sus alrededores.

El Gobierno saudí quiere que se adelante en un año la finalización de uno de los tramos.

El consorcio que se encarga de las obras está formado por las empresas españolas públicas Ineco, Adif y Renfe y las privadas Cobra (ACS), OHL, Indra, Consultrans, Copasa, Dimetronic, Imanthia, Inabensa y Talgo, además de las saudíes Al Shoula y Al Rosan. Estas compañías ya han tenido que acelerar en el pasado el ritmo de los trabajos por motivos ajenas a ellas.

En concreto, estas compañías tuvieron que compensar los retrasos, y los fallos en el trazado, del consorcio encargado de la Fase 1 del proyecto, formado por China Railway Construction Corporation CRCC, las saudíes Al Arrab Contracting Company y Al Suwailem Company y la francesa Alstom Transport.

AVE

A lo anterior se suma que las dificultades que presenta el terreno son superiores a las previstas en un inicio. Las pruebas en laboratorio realizadas en España, en las que se han hecho incluso simulaciones de tormentas de arena en el desierto, permitieron desarrollar la técnica adecuada para construir una infraestructura ferroviaria capaz de resistir las duras condiciones ambientales. Para diversas partes del trazado se optó por la llamada “vía en placa”, por la que los rieles se instalan directamente sobre hormigón en vez de sobre balastro (la técnica más común).

La “vía en placa” protege a la infraestructura de las tormentas de arena y el movimiento de las dunas, pero encarece el trazado. Al comenzar sus trabajos sobre el terreno, el consorcio hispano-saudí comprobó que el número de tramos donde era necesario utilizar esta técnica es mayor que lo que estaba previsto en un inicio.

Juan Carlos I y Corinna

El la consecución del contrato inicial por parte de las diez empresas españolas tuvieron un papel muy relevante Juan Carlos I, que mantiene excelentes relaciones personales con las petro-monarquías de la Península Arábiga, y Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Esta última, que acompañaba al padre del actual Rey de España en sus viajes a los países de la zona, cobraba gestiones de un 3% por sus labores de intermediación, según informó Interviú.

Zu Sayn-Wittgenstein podría haber recibido por su papel de comisionista hasta 180 millones de euros de las empresas españolas que participan en el consorcio encargado de llevar el tren de alta velocidad de Medina a la Meca.

Últimas noticias