Mujeres con TalentOK: Soraya Portillo, fundadora de Chiara

“Ser mujer ha hecho que no desista: Chiara es el resultado de muchos años de innovación e ilusión”

chiara
Soraya Portillo, fundadora de Chiara (Foto: Chiara)
Comentar

Las gafas de realidad virtual no sólo sirven para disfrutar de un viaje en montaña rusa, también han nacido para plantarle cara a los miedos. Una vez más la tecnología llega para hacer frente a una problemática a la que probablemente, más de una vez, se hayan enfrentado: hablar en público. Hace dos años, Soraya Portillo comenzó a ‘cocinar’ el proyecto del que más orgullosa está: Chiara, el primer preparador virtual para aprender habilidades de comunicación.

Fue fundada en 2016, pero llegó al mercado en febrero de este año. Tras doce años al frente de su propia consultora (Team Training), la pasión por la comunicación llevó a Portillo a embarcarse en esta iniciativa que permite a sus pupilos ‘teletransportarse’ a salas de reuniones de cuatro personas o auditorios de 100 personas. “En todos ellos, al igual que en la realidad nos vamos a encontrar situaciones de todo tipo, desde personas distraídas y que no miran al ponente, hasta asistentes que se distraen con el móvil o salen de la sala. El grado de dificultad de los escenarios aumenta progresivamente, para que el flujo del aprendizaje sea progresivo y sencillo para el alumno”, cuenta su fundadora.

Portillo, licenciada en Psicología, tuvo que doblar los esfuerzos porque no estaba familiarizada con los avances de las tecnologías. “Creo que precisamente por ser mujer, la mayor perseverancia y resistencia a la frustración me ha hecho no desistir en el empeño. Emprender, asumir riesgos y ser responsable de mis resultados me ha permitido ser creativa e innovadora en todo lo que he hecho, y Chiara es el resultado de muchos años de innovación e ilusión por mi profesión“.

BBVA, Vodafone o ING

Aunque hay diversos perfiles de clientes, indica, actualmente ya han conseguido que grandes compañías como Vodafone, BBVA, Santander, ING Direct, Ferrovial, Mahou San Miguel, Acciona o la Agencia Efe se conviertan en sus alumnos. “Chiara es una herramienta útil y necesaria para cualquier profesional que en su puesto deba comunicar, influir o convencer“, asevera.

Va mucho más allá de ser una especie de ‘Siri’ o ‘Sherpa’, los asistentes de voz de iPhone y Samsung. Además del reconocimiento y análisis de la voz Chiara está compuesto por “otros componentes tecnológicos para la descomposición de sonidos y mapas de calor, para la detección de la mirada”.

El curso, que se desarrolla vía App, sirve para acompañar al alumno y lograr que consiga un 20% de mejora a la hora de hablar en público. Decidieron hacerlo de forma online porque para formar a los alumnos se necesitan dos aspectos clave: el primero, la práctica y el segundo, tener un feedback objetivo y personalizado. “Cuanto más se práctica más se mejora esta habilidad: esto ayuda por un lado a reducir este miedo y permite un entrenamiento. Y el segundo aspecto, es la posibilidad de tener un feedback objetivo, personalizado y online de las prácticas realizadas. Con Chiara, logramos superar estos dos hándicaps, haciendo que el alumno pueda practicar de forma ilimitada afrontando todo tipo de situaciones cotidianas“.

Chiara sólo es el principio, cuenta Portillo. Pese a que fue complicado conseguir financiación para ponerla en marcha -ahora cuentan con una co-financiación por parte del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI)- ha merecido la pena.  “Creo que “marcar el camino y hacer huella” es algo que me realiza como profesional”, concluye.

Últimas noticias