Tramontana, la ‘startup’ española que resucita recetas de hace 2.000 años

Tramontana-recetas-startup
Vergel de Señores. Anónimo. S. XV. ChefBNE. 2017 (Foto:Tramontana)
Comentar

Imaginen que puedan cocinar en sus casas platos basados en recetas de hace siglos. Piensen por sólo un momento que un vídeo de dos o tres minutos en un canal de Youtube, en Twitter o Instagram les puede acercar a recetarios de principios del siglo XX. La startup española Tramontana ha resucitado las recetas de hace más de 2.000 años escondidas en los libros de la Biblioteca Nacional de España de la mano de los chefs más prestigiosos de España.

El proyecto audiovisual ChefBNE ha contado con la colaboración de doce cocineros de la alta cocina. Los invitados estrella del proyecto son ellos, ya que reinterpretan las recetas clásicos para acercárselas a todo aquel que quiera experimentar entre fogones. “Hemos colaborado con 12 en total. Chefs con estrella Michelin y algunos de los mejores bloggers gastronómicos”. cuenta a OKDIARIO Gabriela Lendo, directora de Tramontana y directora creativa del proyecto.

“La BNE está pasando por una transición muy bonita de ser una institución que custodia y preserva a ser una institución muy abierta que difunde, crea y promociona.  En los últimos años ha hecho una trabajo impresionante de digitalización de muchas de las joyas más importantes de su colección pero muy poquita gente conoce esta iniciativa”, apunta Lendo.

Las redes sociales, pieza clave

Cada viernes se publicará un vídeo con una receta diferente en los perfiles de las redes sociales Twitter, Instagram y Youtube. “Este proyecto fue diseñado para redes sociales. No sólo en la duración de los vídeos de entre dos y tres minutos cada uno, sino en cómo ha difundido cada uno. Cada semana se estrena un nuevo vídeo y una nueva receta y aprovechamos cada día para contar un poco sobre el momento histórico, sobre el cocinero original, sobre el valor culinario de la receta”, señala la directora de Tramontana.

Además de tener claro que sería un proyecto que se desarrollaría por múltiples canales, sabían cuál era el objetivo: “acercar al público al patrimonio que alberga uno de los pilares más importantes de la cultura española. Porque conocer el pasado y comprender de dónde venimos nos hace mejores”.

No ha sido un proceso fácil, cuenta Gabriela. Pero, fue casi un reto personal. “Soy una aficionada a la gastronomía y a la botánica y me lo tomé como un reto personal. En el proceso nos ayudaron muchos de los mejores historiadores culinarios del país para afinar mejor el tiro pero teníamos claro que queríamos contar ciertos aspectos de la cultura gastronómica de España y cuando tienes clara la narrativa, el proceso de investigación es mucho más sencillo”, añade.

Y desde luego, parece que la experiencia les ha sabido a poco porque no cierran la puerta a colaborar con otros proyectos culinarios. “Nos tomamos muy en serio nuestros placeres así que sí, nos encantaría. De hecho estamos trabajando en un documental con Jesús Terres, socio de Tramontana sobre los mejores barmans de Madrid”.

Su startup se dedica al diseño de producto digital. Y por ello, no cierran la puerta a otros sectores. De hecho, dentro de diez años se ven paseando por la arqueología. “Nos vemos diseñando exposiciones interactivas para el Museo de Arqueología Nacional, ayudando a definir el futuro del food-retail en España o definiendo el futuro de la estrategia digital de la Comunidad de Madrid. Lo que importa es hacer productos y mensajes bellos, útiles pero sobre todo, honestos. De eso va el trabajo, de eso va la vida”.

Últimas noticias