Autónomos

Trabajo perseguirá a las empresas con falsos autónomos: aumentará las multas hasta 10.000 euros

Ministerio de Trabajo
Magdalena Valerio con ATA y UPTA
Comentar

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social va a elevar las sanciones previstas para los casos en que se detecten "falsos autónomos" que deberían estar empleados por la empresa, ya que se convertirá en una infracción grave sujeta a una multa que oscilará de 3.126 a 10.000 euros por trabajador.

Así lo ha confirmado este miércoles en rueda de prensa la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, tras la ratificación del acuerdo con las organizaciones de autónomos sobre bases y cotizaciones, que previsiblemente se aprobará este viernes en el Consejo de Ministros dentro de un decreto ley en materia de Seguridad Social, que lleva como principal medida la revalorización de las pensiones para 2019.

La ministra ha recordado que en virtud de este acuerdo la base mínima de cotización del régimen de autónomos quedará desde el 1 de enero de 2019 por debajo de la establecida para el régimen general de los asalariados.

Para evitar que ante esta situación “alguien tenga la tentación” de trasvasar empleados del régimen general al régimen de autónomos, se ha optado por elevar las sanciones por esta práctica fraudulenta, ha explicado Valerio.

Para ello, el decreto ley que previsiblemente se aprobará este viernes contemplará una modificación del artículo 22 de la Ley de Infracciones y Sanciones en el orden social para que la figura del “falso autónomo” sea considerada como una falta grave sancionable por cada uno de los trabajadores detectados en ese situación.

Cotizaciones e ingresos reales

Magdalena Valerio ha recordado que existe un compromiso, “que no va a pasar del año que viene”, para equiparar la cotización de los autónomos a sus ingresos reales, aunque ha apuntado que “todavía no se puede decir en qué fecha se va a poner en marcha”. “Estamos trabajando para que sea una realidad y el compromiso es que esté para el 1 de enero del año que viene”, ha añadido.

Para Valerio, cree que este sistema de vinculación de la cotización a los ingresos reales “no será negativo”. Además, ha apuntado que espera que nadie esté tentado a partir de este momento a hacer “ingeniería fiscal para declarar menos ingresos y cotizar menos”, porque “la infracotización conlleva infraprestación”.

Por su parte, desde las organizaciones de autónomos han valorado este “gran acuerdo”, aunque han recordado que todavía hay materias en las que trabajar, y han afirmado que “van a estar vigilantes” para que se cumpla el objetivo que se tiene con este colectivo.

Magdalena Valerio y los representantes de las organizaciones de autónomos (ATA, UPTA, Uatae y CEAT) han firmado este miércoles el acuerdo alcanzado el pasado 22 de noviembre. En la firma han estado presentes la secretaria de Estado de Empleo, Yolanda Valdeolivas, y los presidentes de ATA, Lorenzo Amor; UPTA, Eduardo Abad; Uatae, María José Landaburu, y CEAT, Pedro Barato.

Gracias a este acuerdo, la base mínima de cotización de los trabajadores autónomos subirá un 1,25% a partir del 1 de enero de 2019, hasta los 944,35 euros al mes, y el tipo de cotización será del 30%, con lo que los autónomos personas físicas tendrán que pagar 5,36 euros más al mes (64 euros más al año) de lo que pagan actualmente, aunque a cambio recibirán una mayor protección.

En total, en 2019 los autónomos personas físicas pagarán al mes 283,3 euros mensuales de cuota si cotizan por la base mínima. En el caso de los autónomos societarios, la base mínima subirá el próximo año hasta los 1.214,08 euros mensuales. Pagarán 364,22 euros al mes, lo que supone 6,89 euros mensuales más (casi 83 euros más al año) que en 2018.

Para acomodar la subida de tipos y bases, se pactó incrementar el tipo de cotización de manera escalonada, de la siguiente manera: en 2019 será del 30%, en 2020 se elevará el 30,3% y en 2021 escalará al 30,6%. En 2022 el tipo será el fijado de forma definitiva.

Este modelo de cotizaciones cubrirá a los autónomos por contingencias comunes y profesionales, por cese de actividad y por formación profesional, generalizando estas coberturas, algunas de las cuales antes sólo eran voluntarias.

Últimas noticias