Empleo

Caos en los aeropuertos españoles: los sindicatos amenazan con continuar las huelgas en otoño

Caos en los aeropuertos españoles: los sindicatos amenazan con continuar las huelgas en otoño
Aeropuerto de El Prat
0 Comentar

Los aeropuertos han acaparado los titulares de los medios de comunicación durante el verano y no precisamente por el tráfico de pasajeros. Las colas en los aeródromos españoles, la pérdida de vuelos y los retrasos han sido los protagonistas de esta estación por los conflictos laborales que han estallado en los meses de vacaciones por excelencia. Las plantillas de Eulen, Ilunion, Aena y Prosegur amenazan con continuar las huelgas que están marcando los calendarios de muchos viajeros.

El mes de agosto ha servido para que las empresas, sindicatos y organismos hagan malabares para que estos parones no se extiendan y continúen con el cambio de estación. Todos están inmersos en reuniones para llegar a un punto de encuentro. Pero, lo cierto es que el clima de tensión sigue vivo y se espera un otoño más ‘caliente’ aún que el verano si no encuentran una solución a los reclamos de los empleados: mejoras salariales y aumentos de plantillas.

El Prat: cuna de conflictos laborales

En el aeropuerto de Barcelona-El Prat se cuece más de un conflicto laboral sin resolver. Por un lado, está la plantilla de Eulen, que inició su huelga el pasado 24 de julio con paros parciales que terminaron por convertirse en indefinidos. La huelga de los vigilantes de seguridad de la empresa que opera en El Prat provocó colas de casi dos horas que se sumaron a los casi 1.000 pasajeros que perdieron sus vuelos. La situación requirió la intervención de la Guardia Civil para agilizar los controles de seguridad, así como la del Gobierno, que escogió un árbitro ajeno al conflicto para resolverlo por laudo obligatorio.

Aunque la plantilla interrumpió la huelga tras los atentados de Cataluña, ahora está pendiente del laudo del árbitro designado por el Gobierno, Marcos Peña, para resolver el conflicto entre Eulen y los trabajadores. Este jueves tendrán la resolución.

Sin embargo, la plantilla decidió este domingo que retomarían la huelga el próximo 8 de septiembre aunque esta segunda tanda de paros tiene otra razón de ser. Los vigilantes de seguridad esta vez alzan la voz al unísono para “rechazar las represalias aplicadas por la empresa” contra cuatro trabajadores, dicen desde el comité de huelga. Se refieren a los dos despidos y las dos sanciones que la empresa ha impuesto por incumplir los servicios mínimos establecidos. La empresa no ha confirmado ni desmentido lo ocurrido.

La Generalitat ha intervenido en el conflicto y ha insistido a la empresa en que admita a los dos empleados despedidos, así como la anulación de los dos expedientes sancionadores. “Se plantea una huelga diferente y que gira en torno a supuestas represalias”, explicaba el secretario general de Trabajo, Asuntos Sociales y familia, Josep Ginesta. Este martes, el organismo vuelve a reunirse con la plantilla y el comité de empresa.

Ilunion se suma a Eulen

Pero el aeródromo de la Ciudad Condal es la cuna de los conflictos laborales. Los vigilantes de seguridad de Ilumion se suman a la lista de trabajadores en huelga. El comité de empresa ha convocado a los trabajadores a ir a huelga a partir del próximo 2 de septiembre: reclaman una subida de sueldo y una mejora en las condiciones laborales.

El comité podría retirar la convocatoria si la empresa se sienta a negociar, según han apuntado las mismas fuentes. Los representantes de los trabajadores piden un incremento de 350 euros mensuales para todos los empleados del aeropuerto, además de otras medidas organizativas.

Aena, sindicatos y Fomento intentan frenar el conflicto

Los sindicatos de Aena han elegido el 15 de septiembre como el día de inicio del caos. El día que parte el noveno mes del año por la mitad y que coincide con la operación regreso de septiembre, comenzarían los 25 días de paros de los trabajadores de la compañía.

Para evitar que la amenaza, que ya se ha hecho real, siga hacia adelante, Fomento, Aena y sindicatos se han dado cita este martes para frenar el conflicto. Al paro, están llamados los más de 8.000 trabajadores de todos los centros del gestor aeroportuario.

Los sindicatos reclaman mejoras salariales tras la pérdida de hasta un 8% de poder adquisitivo por parte de los trabajadores en 2010 frente a los “extraordinarios resultados económicos” del Grupo y un plan de empleo, además de la tasa de reposición que cifran en torno a 450 plazas en Aena y 250 en Enaire, entre otros aspectos.

Prosegur se reunirá para decidir si va a huelga

Al aeropuerto de la Ciudad Condal se le siguen sumando adeptos. Esta vez, sería el turno de la capital, aunque aún no es efectivo. Los vigilantes de seguridad de Prosegur, que desarrollan su actividad profesional en el aeropuerto madrileño de Barajas, amenazan con abrir otro frente, que se sumaría al de Aena. Los próximos días 21 y 22 de septiembre, los trabajadores votarán en asamblea si van a huelga el próximo mes de octubre, convocada por la Asociación de Vigilantes del Aeropuerto de Madrid-Barajas (AVA).

AVA también va a exigir un plus de actividad de 200 euros para todo el personal -unas 600 personas- que presta servicio en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas.

Otras reivindicaciones atañen al modo de regular las horas extraordinarias, incrementos de salario por horas extra, por días festivos, por horario nocturno, un plus de aparcamiento o siete días de asuntos propios anuales y remunerados.

Lejos de que las huelgas finalicen con el verano, parece que los conflictos seguirán con el cambio de estación.

Últimas noticias

Lo más vendido