Política monetaria

Guindos confirma la ‘japonización’ de la Eurozona: el BCE no moverá tipos si no sube la inflación

Guindos confirma la ‘japonización’ de la Eurozona: el BCE no moverá tipos si no sube la inflación
Guindos sube al estrado este lunes en Madrid
Comentar

Guindos señala que las negociaciones para subida de salarios pueden continuar como lo han hecho a finales de 2018 y que esto sí que podría ejercer un efecto al alza sobre los precios, que el BCE intenta aproximar siempre al 2%.

Luis de Guindos ha participado este lunes en un acto en Madrid junto a destacados miembros del sector financiero español, organizado por la consultora KPMG y la escuela de negocios Deusto. En él, el exministro de Economía y actual vicepresidente del Banco Central Europeo ha confirmado la ‘japonización’ de la economía de la zona euro, que en los próximos meses y a pesar de las facilidades monetarias que desde hace más de cinco años provee el BCE (compra de bonos, tipos de interés en el ratio más bajo de la historia) seguirá sin tener una inflación notable que justificara un cambio en la política monetaria o indicara algún calentamiento del entorno macro.

En su discurso ante miembros del sector financiero y bancario, el bancario madrileño ha reconocido que, más bien al contrario, los precios bajarán en los próximos meses por la moderación de la energía, mientras que en el “medio plazo”, según la terminología del banco central presidido por Mario Draghi, podrían subir si se renegocian salarios al alza por los famosos “efectos de doble vuelta” que tantas veces denunció en los albores de la crisis económica el anterior presidente del BCE, Jean-Claude Trichet.

El BCE marca el 2% como objetivo de inflación y en los próximos meses se va a estar muy lejos de este objetivo

Es decir, los precios no subirán en los próximos meses y más adelante podrían hacerlo, pero para que ello redundara en una subida de tipos -que las entidades bancarias desean como agua de mayo, sobre todo las que tienen grandes carteras de deuda hipotecaria nacional en relación a su total de activos como son Caixabank, Banco Sabadell, Bankia o Bankinter– la inflación tendría que acercarse al 2% y aún va a estar muy lejos en los próximos meses. En enero la inflación fue del 1,4% tras bajar dos décimas desde diciembre.

En la época de Trichet se advertía de las subidas salariales como efecto no deseado y en España trasladaba el mensaje el entonces gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Pero el actual discurso del Consejo de Gobierno del BCE parece sin embargo desear que continúen las subidas salariales para que “junto a nuestra política monetaria y a la expansión económica, nos traslade una mayor inflación en el medio plazo”.

Es decir, hay esperanzas de que suba la inflación, pero la institución monetaria no las tiene todas consigo.

BBVA investigue cuanto antes

Con respecto al BBVA, Luis de Guindos ha reafirmado los mensajes por parte del BCE que ya adelantó OKDIARIO semanas atrás. Se exhorta a la entidad a investigar con rapidez lo ocurrido y a ponerle freno lo más diligentemente que se pueda. Tal y como ha recordado el exministro en el Gobierno de Mariano Rajoy, “la reputación es el principal activo de un banco”.

BBVA ha encargado un informe ‘forensic’ a la consultora PwC y además ha contado con el bufete de abogados Uría & Menéndez para que sume sus investigaciones a las del bufete Garrigues.

Últimas noticias