Según el Banco de España

El gasto en pensiones se disparará en 22.000 millones al año en una década por ligarlas al IPC

mocion psoe
Banco de España.
Comentar

El gasto aumentará 2.500 millones este año y 5.300 el próximo

El estancamiento de la creación de empleo complicará lograr más ingresos

El Banco de España ha vuelto a recordar con cifras a los políticos lo necesario que sería alcanzar un acuerdo en el Pacto de Toledo para garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones. En su último informe trimestral sobre la economía española, la institución que preside Pablo Hernández de Cos se centra en los efectos de la decisión que se adoptó en el marco de las negociaciones de los Presupuestos Generales del Estado 2018 de volver a vincular la evolución de las pensiones al IPC. Según sus cálculos, el impacto de esta medida -en un escenario en el que el llamado factor de sostenibilidad entrase en vigor en 2023- sería de un aumento del gasto en pensiones equivalente al 1,9% del PIB en 2030. Esto es, de unos 22.160 millones de euros en poco más de una década.

De seguir así, ese aumento de gasto iría creciendo hasta representar otro 3,4% del PIB en 2050, es decir, cerca de 40.000 millones de euros al año. Pese a que el organismo reconoce que estas simulaciones están sujetas a un “grado de incertidumbre” por el horizonte temporal tan alejado en el que se contemplan, con este  ejercicio teórico, el Banco de España vuelve a poner de manifiesto la urgencia de actuar, puesto que el problema se convertirá en insostenible en poco más de dos legislaturas.

El gasto en pensiones se disparará en 22.000 millones al año en una década por ligarlas al IPC
Evolución del gasto en pensiones estimado. Banco de España.

Según recuerda en el recuadro Las medidas recientes relativas al sistema de pensiones: un análisis del impacto sobre las finanzas públicas que ha incluido en el citado informe trimestral, las últimas medidas en materia de revalorización de las pensiones supondrán ya este año un aumento del gasto de 2.500 millones de euros y de unos 5.300 millones de euros en 2019.

A este aumento del gasto, se suma el que el retraso a 2023 de la entrada en vigor del factor de sostenibilidad supondrá otro incremento del gasto anual en pensiones de 0,1 puntos del PIB en promedio durante la próxima década y de otro 0,3 puntos porcentuales en la siguiente década. “Este mayor gasto sería consecuencia tanto del aumento de la pensión media de las cohortes que se jubilen entre 2019 y 2022”, señala el organismo.

Menos empleo y menos nacimientos

Mientras el gasto en pensiones sigue avanzando sin tregua, los ingresos de la Seguridad Social sufren la amenaza de quedarse estancados por un enfriamiento del mercado laboral que ya detectan todos las casas de análisis para el próximo año. El propio Banco de España advirtió la semana pasada que la decisión de subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) de golpe en más de un 22% impactará de manera negativa en la evolución de la ocupación ya el próximo año.

Un efecto que este lunes el Instituto de Estudios Económicos (IEE) ha estimado en que se traducirá en que el próximo año se crearán unos 83.800 empleos menos en España. Y todo ello, en un escenario en el que la natalidad permanece deprimida. Según los datos que el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó la pasada semana, el número de nacimientos en España ha registrado este año el peor dato de la serie histórica que arranca en el año 1941.

Últimas noticias