Cuentas Públicas

BBVA teme una desaceleración en el tercer trimestre por la menor pujanza del mercado laboral

El economista jefe del Grupo BBVA, Jorge Sicilia (d), y el economista jefe de Economías Desarrolladas de BBVA Research, Rafael Doménech. (Foto: EFE)
0 Comentar

El servicio de estudios de BBVA teme que se produzca una ligera desaceleración en el ritmo de crecimiento económico español durante el tercer trimestre del año debido a la menor pujanza del mercado laboral. En concreto, la estimación es que el Producto Interior Bruto (PIB) crecerá un 0,7% o un 0,8% (frente al 0,9% del segundo trimestre).

Estas previsiones se plasman en un informe elaborado por BBVA Research teniendo ya un 20% de la información disponible del tercer trimestre del año. Hay que recordar que la entidad financiera espera que el repunte del PIB sea del 3,3% al cierre de 2017, una tasa que podría ser inferior si se confirma el ligero enfriamiento del periodo julio–septiembre..

La clave de esta desaceleración se encuentra en el dato de afiliación a la Seguridad Social en términos desestacionalizados (eliminando el denominado efecto calendario), que en julio registró un aumento de 56.000 personas. Si durante lo que resta del trimestre se prolonga esta tendencia, BBVA Research calcula que el crecimiento de las afiliaciones podría desacelerarse tres décimas en el tercer trimestre, hasta el 0,7%.

No obstante la demanda interna seguirá siendo un importante motor del crecimiento económico, con una contribución al PIB de siete décimas. En cuanto al gasto en consumo público, los datos de ejecución presupuestaria apuntan a un estancamiento en el segundo trimestre que, en todo caso, daría continuidad a la atonía observada desde inicios del pasado año (0,1% en promedio desde el primer trimestre de 2016).

Por otro lado, la entidad estima que el crecimiento de la inversión se habría moderado tras el intenso repunte del primer trimestre. En particular, los indicadores parciales señalan que la inversión en maquinaria y equipo se habría desacelerado, si bien habría mantenido un crecimiento todavía saludable y cercano al 0,9%,

Además, BBVA indica que la inversión residencial habría moderado su avance hasta el entorno del 1,6%, lo que, en todo caso, supone un ritmo de crecimiento superior observado en 2016 (0,9%). En particular, prevé que el avance de las exportaciones de bienes podría situarse alrededor del 0,9%, mientras que las de servicios se habría desacelerado hasta el entorno del 1,1%.

En línea con la ralentización de las exportaciones, la información disponible sugiere que el avance de las importaciones se habría corregido a la baja durante el segundo trimestre del año. Así, estima una aportación positiva de la demanda externa neta al crecimiento similar a la que se registra desde comienzos de 2016 (0,2 puntos porcentuales en promedio trimestral desde el primer trimestre de 2016).

La inflación media será del 1,9% en 2017

Según el avance, la inflación general se mantuvo en el 1,5% en julio, cumpliendo las expectativas de BBVA Research y estabilizándose por debajo del objetivo del BCE. Así, se consumó la desaceleración de los precios registrada a lo largo del primer semestre (de 1,5 puntos porcentuales desde el mes de enero cuando alcanzó el 3%), dada la absorción del efecto base en los precios de la energía y la práctica estabilidad de la inflación subyacente en niveles ligeramente por encima del 1%.

De cara a los próximos meses, BBVA Research prevé que la inflación general aumente transitoriamente en lo que resta del verano y vuelva a moderarse en la parte final del ejercicio económico. De esta forma, el año se cerrará con una inflación media anual en torno al 1,9%, mientras que la inflación subyacente se mantendrá en niveles relativamente bajos (1,1% en promedio anual para 2017).

Últimas noticias