Cuentas Públicas

Rajoy presiona a sus ministros para poner en marcha ya la negociación de los PGE de 2018

El Consejo de Ministros en Moncloa. (Foto: EFE)

El Ejecutivo de Mariano Rajoy tiene prisa por tener todo listo para empezar a negociar de cara a cerrar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2018. Fuentes del Gobierno han asegurado a OKDIARIO que “es el año que más prisa tienen”. Rajoy quiere tener todas las previsiones ministeriales cuanto antes para poder empezar a negociar

El Gobierno Central ya ha dado la orden a todos los ministerios para que abran las aplicaciones informáticas en las que se introducen los Presupuestos de los años pasados –ya cerrados- y se abren los de 2018. A través de estas aplicaciones, cada ministerio introduce sus previsiones (es decir, lo que estiman que necesitarán para 2018), y luego es el Gobierno quien ajusta las cifras según lo que negocien.

Este es el año que más pronto lo abren desde 2015, pero eso no es lo destacable, sino las prisas que nos están metiendo para que metamos toda la información”, señalan desde uno de los ministerios, que reconoce que “no es normal” que el año pasado en septiembre estuviesen “tan tranquilos” y que ahora, desde “hace ya dos semanas”, estén metiendo prisa a los ministerios para tener todo listo mucho antes del 30 de septiembre, fecha en la que ya se tienen que tener listos los PGE 2018.

Entre todos los asuntos a negociar están temas tan conflictivos como la gestión de las cárceles. Por el momento, Cataluña es la única Comunidad que tiene asumida esa competencia, y el Gobierno vasco, con el PNV al frente, la ha reclamado históricamente. Será una de las ‘patatas calientes’, pero no la única. La rebaja fiscal de 2.000 millones exigida por Ciudadanos, una nueva oferta de empleo público y la mejora de las carreteras e infraestructuras serán algunos de los asuntos de mayor candencia a la hora de negociar.

El Congreso de los Diputados aprobó el techo de gasto con 175 votos a favor, 173 en contra y una abstención. La votación dividió a la cámara en dos. El acuerdo sobre los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública para 2018-2020 recibió los votos a favor de Ciudadanos, PNV, Coalición Canaria, Foro Asturias y UPN, y una abstención de Nueva Canarias, frente a los votos en contra del resto de partidos, incluido el PSOE, a pesar de que en diciembre respaldó los objetivos de estabilidad para los Presupuestos de 2017.

El techo de gasto, es decir, el máximo que puede gastarse el Gobierno (sin contar los intereses de la deuda), se calcula antes de elaborar los Presupuestos Generales de Estado. En esta ocasión, el Congreso aprobó un máximo de 119.834 millones de euros, es decir, un 1,3% más que el año pasado; en lo que supone la primera subida del techo de gasto en los últimos cuatro años.

Además, el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) aprobó hace unos quince días un objetivo de déficit para las Comunidades Autónomas (CCAA) que pasan del 0,3% al 0,4% en 2018. Por otro lado, el déficit autonómico quedará en el 0,1% desde el 0% anterior.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ya anticipó que esta subida del 1,3% en el techo de gasto, podrá propiciar unos Presupuestos que contemplen un aumento de los salarios de los funcionarios y una mejora de las rentas más bajas a través de una bajada del IRPF.

Cataluña, siempre la última

Según las mismas fuentes, es con Cataluña con la única región con la que siempre se está negociando “hasta el último día”, a cambio del apoyo del Gobierno de turno. “Siempre es la región catalana la última de la que se introducen previsiones de gasto, porque el Gobierno siempre acaba cediendo al chantaje de turno a cambio de que el Gobierno regional catalán apruebe sus presupuestos, algo que siempre acaba pasando”, explican otras fuentes ministeriales.

Últimas noticias