Banca

Ana Botín evita hablar del Supremo al encontrarse con Calviño 12 horas después del fallo

Santander
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante su intervención en la Junta General Ordinaria de Accionistas 2018 celebrada en la capital cántabra. (Foto: EFE/Pedro Puente Hoyos)

La presidenta del Banco Santander lamenta la divergencia de regulación con sus competidores no bancarios

Botín se reúne con Nadia Calviño apenas 12 horas después del fallo del Supremo

Ana Botín ha intervenido en la Santander Banking Conference apenas 12 horas después de conocerse el fallo del Tribunal Supremo que elimina el cambio en el impuesto de las hipotecas establecido el 18 de octubre. La presidenta del Banco Santander, primera entidad bancaria española y de la zona euro, no se ha referido al efecto del impuesto sobre su negocio, puesto que la banca está optando por no hablar sobre el tema públicamente, al menos de momento, y dejar a las patronales que se manifiesten. Los bancos temen ataques reputacionales a partir de ahora y van a optar por perfiles bajos de comunicación.

En esta conferencia organizada por el banco en Boadilla del Monte (Madrid), a la que no se ha permitido el acceso a los medios de comunicación, Botín ha centrado su discurso en la digitalización del negocio bancario y en la necesidad para que las autoridades igualen la regulación entre el sector bancario y el sector no bancario pero que en términos efectivos compite con el bancario quitándole clientes y ofreciendo sus mismos servicios.

Ana Botín ha dicho que “tenemos un montón de reguladores hoy, pero también tenemos diruptores que son algunas de las compañías más grandes del mundo”. Estas compañías tan enormes se han creado gracias a las economías de escala y a la importancia del big data. Botín se refería a las Amazon, Google, Apple o Facebook, especialmente a estas dos últimas que han tenido casos en los que no han compartido los datos de su clientes cuando se lo han pedido las autoridades mientras que los bancos dentro de la Unión Europea están obligados.

“Tenemos una obligación asimétrica entre los bancos y los no bancos, que no tienen la obligación que tenemos otros para compartir los datos de sus clientes con terceros. Hay muchas regulaciones que sólo afectan al os bancos”.

Por su parte, Nadia Calviño ha intervenido inmediatamente después de Ana Botín con un discurso social: “En un cambio de disrupción de los modelos por los que nos hemos regido en décadas es importante la responsabilidad” de las grandes entidades, ha asegurado.

Últimas noticias