Presupuestos 2019

Sánchez forzado a elevar la inversión en Andalucía y Valencia por sus cesiones al independentismo

Sánchez forzado a elevar la inversión en Andalucía y Valencia por sus cesiones al independentismo
Pedro Sánchez tendrá que elevar la inversión en Andalucía y Valencia
Comentar

El Gobierno tendrá que disparar la inversión del Estado en Andalucía y la Comunidad Valenciana para no despreciar a los ciudadanos de estas regiones frente a Cataluña. El Ejecutivo ha decidido plegarse al Estatut y aumentar al 18% la inversión del Estado en esta región en los Presupuestos Generales de 2019 que aprobó este viernes -exigencia contenida en el citado Estatut- para conseguir el voto de ERC y el PDeCAT y poder sacar adelante las cuentas.

“El Estatut es una ley orgánica y este Gobierno contempla cumplirla, pero no como contrapartida de nada”, aseguró en rueda de prensa este viernes la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. Unos minutos antes, la ministra decía que “los Presupuestos contienen importantes partidas para Cataluña y esperamos que sea suficiente“, en referencia a su aprobación en las Cortes con el imprescindible voto de los partidos independentistas catalanes, ERC y PDeCAT.

La ministra aseguró que se cumpliría con “todas las comunidades” aunque hasta este lunes no dará los datos de inversión estatal por comunidades. Pero cumplir con todas las regiones le obliga a cuadrar un círculo complicado puesto que Andalucía y Valencia también tienen incluidos en sus respectivos estatutos ‘obligaciones’ para el Estado.

En concreto, lo aprobado en la Ley Orgánica del Estatuto de Andalucía obliga al Estado a invertir en la región en función de la población, elemento diferente al catalán porque es más favorable para ellos. Como en el caso catalán, no se había cumplido hasta ahora.

Con datos del año 2017, la población en Andalucía fue de 8,4 millones de personas lo que supone un 18% del total español, 46,57 millones. En los presupuestos de 2018 la inversión en esta región fue de 1.477,75 millones,  un 14,6% del total, por encima del año anterior -13,5%-.

Esto significa que para cumplir con el Estatuto de Andalucía, como ha hecho con el catalán, y no despreciar a esta región, el Gobierno tendrá que elevar en casi un 3,5% la inversión este año. La cifra final podría ser un poco inferior porque se trata de la media de la población de los últimos siete años.

Valencia

El caso de la Comunidad Valenciana es similar. En su Estatuto de Autonomía se fijó el criterio de la población como medida para determinar el porcentaje de la inversión total que tenía que hacer el Estado en la región. Según los últimos datos, la población valenciana es de 4,9 millones, un 10,5% del total nacional.

Esto obligará a Sánchez, para no despreciar a esta región y cumplir con su Ley Orgánica, a elevar la inversión del 7,3% del total nacional que supuso el año pasado a ese 10,5% este año. El año pasado fueron 740,3 millones de euros de inversión, un 25% más que el año anterior.

En definitiva, las contundentes declaraciones de la ministra Montero este viernes respecto a la decisión del Gobierno de cumplir con el Estatut porque es una Ley Orgánica, le obligará a cuadrar un círculo que puede abrir un nuevo frente entre las regiones.

Porque no se trata solo de que tenga que cumplir con Andalucía y Valencia, sino que para cumplir con estas regiones tendrá probablemente que restar recursos a otras, que se sentirán perjudicadas en un año en el que en mayo se celebran elecciones municipales y autonómicas. La polémica está servida.

Últimas noticias