Hipotecas

La crisis del Supremo por el AJD pasa factura en el CIS: se dispara la preocupación por la banca

Sector financiero
La banca señalada por el CIS
Comentar

La preocupación por los bancos y las hipotecas registra su peor dato en años

El último CIS también pasa factura a la Justicia por la mala gestión de Lesmes

La torpeza con la que el Tribunal Supremo gestionó su crisis interna en noviembre por la sentencia sobre el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) está pasando factura a los bancos. La preocupación de los españoles por las hipotecas y la banca se disparó en el último CIS al nivel más alto desde junio de 2013 y julio de 2015 respectivamente.

Según el CIS del penúltimo mes del año, la preocupación de los españoles por la banca aumentó ocho décimas, hasta situarse en el 1%. Mientras, en el caso de las hipotecas, esa inquietud aumentó en cinco, pasando de cero a 0,5%, su nivel más alto desde los años de crisis económica.

El pasado 22 de octubre, el presidente de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo, Luis María Díez Picazo, convocó un Pleno para el 5 de noviembre con el fin de zanjar el revuelo social y económico generado por una sentencia que cambiaba el criterio mantenido hasta la fecha por el Supremo en el pago del impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) por los préstamos hipotecarios. Con el nuevo criterio, era el banco y no el cliente el que debería abonar ese importe en la firma de la hipoteca.

Después de que ese Pleno decidiera que el cliente siguiera pagando el tributo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, convocó con urgencia una rueda de prensa para anunciar un cambio legislativo con el fin de que a partir de ahora sean los bancos y no los clientes quienes carguen con el tributo que recaudan las comunidades autónomas.

Una gestión que pasa factura

La mala imagen que dio el Alto Tribunal con su gestión del impuesto hipotecario y el posterior golpe del Gobierno también se deja notar en otro punto del CIS, el relativo a la administración de la Justicia, que aumenta en un mes desde el 2,6% al 3,8% entre las principales preocupaciones de los españoles.

En el caso del sector financiero, pese al daño sufrido en términos de reputación por este episodio, la preocupación que generan los bancos entre los ciudadanos sigue siendo muy pequeña si se tiene en cuenta que sólo el 1% de los españoles sitúa a los bancos entre los tres primeros problemas que padece España. Se trata de un porcentaje muy inferior al 31,3% que considera que los políticos son el principal problema de este país o el 58,5% que señala el paro como el peor mal.

Estos datos ponen de manifiesto que a pesar de a ser un sector señalado de manera permanente por determinados sectores de la opinión pública y la política, ni la banca, ni su principal producto -las hipotecas- no figuran entre las grandes preocupaciones de los españoles.

Temas

Últimas noticias