Popular

Ron se defiende: “En el Popular se ha producido un atropello flagrante a los accionistas”

Popular
El presidente del Banco Popular, Ángel Ron. (Foto: EFE)
Comentar

Ángel Ron, ex presidente del Banco Popular, ha denunciado el proceso de venta del banco por parte de la JUR durante su comparecencia este jueves en el Congreso, en la comisión que investiga la caída de la entidad en junio de 2017. “Es penoso que los accionistas lo hayan perdido todo de la noche a la mañana, sin un justiprecio, sin nada. Es un atropello flagrante contra 300.00 accionistas, entre los que me incluyo”, ha señalado.

“Yo soy un afectado, también soy accionista. Invertí 125.000 euros en la última ampliación de capital y en total he perdido un millón de euros. Son los ahorros míos y de mi familia. ¿Cómo no voy a empatizar con los accionistas?”, ha insistido. “Lo ocurrido en el Popular es muy grave. Requiere una investigación profunda para encontrar a sus responsables y reparar el daño producido”, ha añadido.

Ron ha atacado el proceso por el que la JUR decidió intervenir el banco y venderlo después por un euro al Santander a principios de junio. “El procedimiento fue inadecuado. Se ha producido un vaciamiento patrimonial de la entidad, por eso muchos accionistas hemos demandado a la JUR. El banco se valora como si se liquidara pero no se liquida. ¿O es que no estaban las oficinas abiertas al día siguiente? ¿Ha cerrado alguna sucursal?”, se pregunta.

Ataque a Saracho

Ron ha señalado directamente a su sucesor al frente del banco, Emilio Saracho. “A mí me dijo que no sabía nada de banca comercial y que la acción estaba cara. Solía poner ejemplos de aviones, pues dirigía un avión comercial como si fuera un caza. No sabía gestionar un banco y me lo dijo expresamente”, ha dicho.

“Me dijo que sacaría el banco adelante porque sabía crear valor. Y que lo iba a sacar adelante con una ampliación de capital a la baja. Y, si no salía, me dijo que haría una tómbola, lo cuál me pareció especialmente desagradable”, ha insistido. “En conversaciones directas conmigo y otras en reuniones con 300 directivos del banco, mi sucesor decía que le iban a dar liquidez porque el Gobierno no se iba a atrever a dejarle caer“, ha revelado.

Ron ha explicado también que Saracho le anunció su estrategia para arreglar el banco. Y esa estrategia pasaba por “amenazar con estrellar el avión en las puertas del BCE. Esta estrategia me recuerda a la conducción temeraria“, ha dicho. Ron ha acusado a Saracho de hacer una política de comunicación encaminada a “bajar el precio de la acción y echar la culpa a los anteriores” gestores.

En esa estrategia enmarca el ex presidente del Popular las declaraciones públicas de Saracho en la Junta de Accionistas del banco en abril de 2017. “Unas declaraciones nunca vistas. Dijo tengo un problema pero no sé si lo voy a resolver con una ampliación de capital, que tampoco digo de cuánto, o con una venta. Eso provocó una caída de la acción, están los gráficos, y una salida de depósito de 5.000 millones en abril”, ha señalado.

Santander: “Negocio excelente”

A preguntas de los grupos políticos, Ron ha admitido que el Santander, que compró el banco por euro, ha “hecho un negocio excelente”. El ex presidente de banco ha recordado las ventas posteriores del patrimonio del banco -Wizink, activos inmobiliarios…- y los Activos Fiscales Diferidos de 2.000 millones de euros “que puede reclamar cuando quiera”. Ya ha reclamado 400 millones.

“Ha habido una confiscación del patrimonio del banco mediante un procedimiento no adecuado por la JUR. No digo que la haya hecho el Santander, pero es el beneficiario claramente“, ha insistido. “No conozco un activo que se compre por un euro y ofrezca una rentabilidad del 20%”, según Ron.

Caída del banco

Ron ha defendido su gestión al frente de la entidad. Según el ex presidente del banco, “el Popular siempre dijo la verdad y las cuentas siempre han reflejado fielmente la situación del banco“, ha explicado. “Tanto, que el Consejo invirtió 500 millones de los 2.500 millones de la ampliación de capital de 2016”, ha dicho, y ha recordado que “no hay nada más frágil que un banco”.

El banco cayó, en su opinión, por un problema de liquidez generado en el segundo trimestre de 2017, como han dicho varios informes. “En mi etapa como presidente había un exceso de liquidez y cumplíamos todos los requerimientos de las autoridades”, ha insistido.

Respecto a la alta exposición del banco al inmobiliario y a la tardía entrada en este negocio del banco, Ron se ha defendido explicando que “en ese momento en España o estabas en el inmobiliario o no eras nadie”. Aún así, ha señalado que la exposición del banco al inmobiliario era del 36% mientras que el de las cajas de ahorro públicas era del 60% o más. “Había muchos informes de bancos de inversión que siguen ahora emitiendo informes que nos decían que éramos débiles frente a las cajas” por estar menos presentes en este sector.

Últimas noticias