Trump continúa su cruzada contra la aceituna negra española: aumenta un 60% los aranceles

aceituna negra
Aceitunas negras (Foto:iStock)
Comentar

Donald Trump continúa su cruzada contra la aceituna negra española. El Departamento de Comercio de Estados Unidos (EEUU) confirma y endurece los aranceles provisionales impuestos a la oliva negra los pasados meses de noviembre y enero. Así, como consecuencia de la investigación antisubvención, se impone un arancel medio del 14,75%, frente al 4,47% provisional establecido; mientras que, a partir de la investigación antidumping se impone un arancel medio del 20%, frente al provisional 17,13% impuesto en enero.

Unas cifras que suponen la imposición de un arancel medio del 34,75% frente al 21,6% impuesto en el anterior mes de enero, según ha informado la Asociación Española de Exportadores e Industriales de Aceitunas de Mesa (ASEMESA).

Mientras que el arancel antidumping – por el que se acusa a España de vender las olivas negras en Estados Unidos a un precio inferior al fijado en el mercado nacional- se impondrá inmediatamente, el arancel antisubvención -que cuestiona las ayudas de la Unión Europea y cómo afectan las mismas a la fijación del precio- no se aplicará hasta que el ITC (Centro de Comercio Internacional) adopte a finales de julio su resolución definitiva.

ITC, clave en la resolución final

La última palabra la tiene este segundo organismo precisamente. El próximo mes de julio, el ITC determinará si las importaciones de aceituna negra española causan daño o son una amenaza para la industria de EEUU. “Si este organismo estableciera que no existe tal daño o amenaza, ambos aranceles (antidumping y antisubvención) quedarían sin efecto“, aseguran desde ASEMESA.

De no ser así, las consecuencias del dictamen de EEUU serán nefastas para el sector: con el incremento de estos aranceles, España perderá prácticamente el mercado americano de aceituna negra, como ya venían anunciando desde la patronal. Los datos del primer trimestre de 2018 han dejado las primeras pistas: las exportaciones de la oliva negra española a EEUU han caído un 42,2% hasta marzo. 

La resolución de Estados Unidos se produce el mismo día en que la industria alimentaria volvía a alzar la voz contra Trump por el temor a que los aranceles de la aceituna se extendiesen a otros productos. Algo que puede ocurrir, tal y como apuntan desde la patronal, ya que Trump corrobora su ataque a las ayudas europeas de la Política Agraria Común (PAC) aumentando el arancel antisubvención, argumentando que no son compatibles con la normativa de la Organización Mundial del Comercio.

El aceite y el vino, en la cuerda floja

El secretario general de la asociación, Antonio de Mora, ya ha advertido en varias ocasiones que este precedente puede provocar que cualquier sector agrícola de cualquier país que compita con productos de la UE que reciban ayudas de la PAC, pida a su respectivo Gobierno actuar como lo está haciendo Estados Unidos (EEUU).

El aceite de oliva, el vino, las conservas y la aceituna son los sectores que más exportan a Estados Unidos, que en 2017 compró alimentos y bebidas españoles por valor de 1.659 millones de euros, lo que supone el 5,5 % de todas las ventas al exterior de esta industria.

Acero y aluminio

El secretario general de la asociación, Antonio de Mora, reitera su petición a todas las administraciones, y en especial a la Comisión Europea, de que defiendan al sector con “la misma contundencia que están empleando en los casos del acero y del aluminio“.

Luis Planas, el nuevo ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación ha asumido el cargo “muy preocupado” por este asunto. Por esta razón, se reunirá con el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Rodrigo Sánchez Haro, para analizar la decisión de EEUU y los efectos que puede tener.

En la conversación previa mantenida, el recién nombrado ministro de Agricultura ha trasladado al consejero su compromiso con el sector y su “preocupación” con la situación, ya que Estados Unidos es el tercer consumidor mundial de aceituna de mesa, con unas 206.000 toneladas, y un importador neto de este alimento, con unas 146.000 toneladas, de las que más de 100.000 proceden de Andalucía (un 68,5%).

Por su parte, el consejero andaluz ha considerado “intolerable” este “desproporcionado aumento” de los aranceles a la aceituna negra y ha calificado la medida de “injusta”. Esto, ha criticado, “deja muy tocado a un sector que es víctima del oportunismo de sus competidores en Estados Unidos, que quieren obtener una ventaja competitiva amparándose en la política proteccionista de Donald Trump”.

Temas

Últimas noticias