Moción de censura Rajoy

Las ocho reformas económicas del PP que la moción de censura deja en el aire

Mariano Rajoy
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abandona el hemiciclo en la primera sesión de la moción de censura. (Foto: EFE)
Comentar

Incierto futuro para Bankia, las centrales nucleares o el pacto de las pensiones

La moción de censura impulsada por el PSOE ha puesto en jaque a un Gobierno en minoría que había esperado hasta el ecuador de la legislatura para recuperar el pulso reformista de su primera legislatura en el poder y poner en marcha una batería de medidas necesarias para que la economía española no pierda vigor.

Con los Presupuestos de 2018 aprobados, Mariano Rajoy se disponía ahora a abordar reformas en el sector de la energía, las finanzas o las cuentas públicas. Políticas en las que no coincide con el PSOE y mucho menos con su principal aliado en esta moción de censura: Podemos.

Cierre nucleares y carbón

Esta misma semana, el martes, en unas jornadas organizadas por la asociación de autónomos ATA, el ministro de Energía, Álvaro Nadal, insistió en que no iba a dar “ni un paso atrás” en su pretensión de mantener abiertas las centrales nucleares y de carbón “pese a las presiones del arco parlamentario, que las hay”.

Según Nadal, cerrar las nucleares encarece el precio de la luz en hasta un 22% y, además, no se reducirían las emisiones de carbono porque habría que sustituirlas por centrales de gas, que contaminan más. Y un último argumento: las renovables no están en funcionamiento las 24 horas del día.

Ahora, tras la previsible llegada al poder del PSOE de Pedro Sánchez, las nucleares y el carbón tienen los días contados. Los socialistas son partidarios de cerrar las nucleares -el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero ya cerró la de Garoña- y contarán sin duda con el apoyo de Podemos, partido que necesitará para gobernar.

Bankia

Acelerar la privatización del banco que fue rescatado por el Estado en 2012 era uno de los objetivos del Ministerio de Economía para esta legislatura. Pese a que la cotización de la entidad en Bolsa no acompaña, el Gobierno permanecía en contacto con la banca de inversión para buscar la fórmula más adecuada para vender otro paquete del banco de aquí a 2019, para reducir su presencia en el capital de la entidad a una cifra inferior al 50%.

El PSOE no se ha manifestado en contra de estos planes. Sin embargo, Podemos, su compañero en esta moción y potencial socio de un hipotético Gobierno, siempre ha defendido la necesidad de impulsar una banca pública, un deseo que con la presencia del Frob en Bankia es más fácil de conseguir.

Financiación autonómica

Aprobados los Presupuestos, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, se disponía a convocar en las próximas semanas al Consejo de Política Fiscal y Financiera para abordar la reforma de la financiación autonómica. El objetivo era desatascar la reforma de un modelo de financiación autonómica que no acaba de convencer a nadie.

Las comunidades autónomas lideradas por el PSOE iban a acudir a esta mesa con la demanda de implantar una reestructuración de la deuda que no acababa de convencer a las comunidades lideradas por el PP. Pero, pese a todo, Montoro había mostrado su disposición a abordar este debate.

Tasa Google

Financiar ya este mismo año la subida de las pensiones pactada en los Presupuestos Generales de 2018 -que Sánchez se ha comprometido a no tocar- necesitará de los 600 millones en ingresos previstos por Cristóbal Montoro con el nuevo impuesto digital, la llamada ‘Tasa Google’.

Aunque Europa parece alejarse del consenso imprescindible para aprobarla, Montoro explicó que España seguirá adelante en solitario en España. El PSOE está de acuerdo, y Podemos también, pero con un matiz: cualquier cosa que tenga que ver con las pensiones deberá aprobarse en el marco del Pacto de Toledo. Problema: esto retrasa los plazos y dificultará los ingresos previstos.

Comisión del Pacto de Toledo

Precisamente, impulsar el pacto de Toledo era un objetivo prioritario para la ministra de Empleo, Fátima Báñez. Tras conceder al PNV una subida de las pensiones del 1,6% este año, paso previo a ligarlas en 2019 al IPC, el Gobierno se disponía ahora a dar un necesario impulso político a la Comisión del Pacto de Toledo. Báñez, se disponía a liderar unas complicadas, pero necesarias, negociaciones para dar una vuelta a la reforma de las pensiones de 2013 y pactar un modelo que garantice la sostenibilidad del sistema.

Futuro de las autopistas de peaje

El futuro de las nueve radiales quebradas y del resto de autopistas de peaje que hay en España queda ahora en el aire. El Ejecutivo de Rajoy ha insistido en que no iba a renovar las concesiones -una vence ya este mismo año, la AP1- y que posteriormente decidiría si volverlas a relicitar.

Eso es precisamente lo que tenía previsto hacer con las nueve radiales quebradas cuya gestión ha tenido que asumir por resolución judicial: volverlas a licitar para su gestión privada.

Ahora esto queda en el aire. El PSOE coincide con el PP en no renovar las concesiones pero, de nuevo, la necesidad de tener el apoyo de Podemos deja en el aire esta relicitación y los ingresos previstos con este nuevo concurso, unos 1.000 millones de euros.

Segundo dividendo digital

Este mes de junio el Gobierno tiene que enviar a Bruselas su plan de actuación sobre la implantación del Segundo Dividendo Digital, que debe marcar la hoja de ruta de España sobre el reparto del espacio radioeléctrico entre operadoras y cadenas de televisión.

El plan del PP era ampliar dos años el plazo del traslado de frecuencias -se reduce la parte de las ‘teles’ y aumenta el de las ‘telefónicas’-, hasta 2022, opción permitida por Bruselas. Ahora, será el PSOE y sus socios de Gobierno quiénes tengan que volver a empezar de nuevo.

La subasta del 5G ya estaba planteada en un primer momento, por lo que en principio, seguirá adelante -hay una primera convocatoria para julio por 100 millones de euros-.

RTVE

 El caso del relevo del presidente de RTVE, José Antonio Sánchez, no es igual al resto. En este caso, la salida de Mariano Rajoy del Gobierno debería acelerar el cambio, sea bajo la fórmula del concurso propuesta por PSOE, Ciudadanos y Podemos o utilizando la fórmula vigente. El próximo 22 de junio expira el mandato de Sánchez como presidente de la Corporación y, si el nuevo nombramiento no se produce antes, los consejeros se tendrán que turnar.

Últimas noticias