Temor en el Sabadell ante un posible Gobierno populista en Italia: tiene 9.700 millones en bonos soberanos

Sabadell
El presidente del Banco de Sabadell, Josep Oliu y el consejero delegado, Jaume Guardiola. (Foto. EFE)
Comentar

Este miércoles se hizo público un borrador de ‘contrato de gobierno’ entre los dos partidos antisistema de Italia, el populista Movimiento 5 Estrellas y el ultraderechista La Liga. En ese documento, base para la formación de un futuro Ejecutivo, se plantea la condonación de 250.000 millones de deuda o la salida del euro, entre otros. Banco Sabadell es una de las compañías españolas más afectadas por su exposición a bonos soberanos del país transalpino.

La misma entidad que preside Josep Oliu advierte en su último informe trimestral (enero-marzo) de la inestabilidad en el país: “En Italia, las elecciones arrojaron un parlamento fragmentado lo que, junto con el ascenso de partidos populistas, genera un escenario de complicada gobernabilidad”.

Complicada, pero no imposible. La opción de que La Liga y el Movimiento 5 Estrellas lleguen a un acuerdo para formar un Ejecutivo está más cerca que nunca, y el Sabadell tiene 9.700 millones de euros en bonos soberanos italianos. Una deuda que el hipotético futuro Gobierno populista no quiere pagar, motivo por el que el mercado mira con recelo a la entidad financiera, que este miércoles cayó un 4,2% en Bolsa.

Temor en el Sabadell ante un posible Gobierno populista en Italia: tiene 9.700 millones en bonos soberanos

La exposición del Sabadell a deuda soberana italiana (9.700 millones de euros) ha superado incluso a la española (9.400 millones de euros) y se sitúa como la más importante en su cartera de renta fija. Por detrás, lejos, se sitúa la de Reino Unido, con 2.400 millones de euros. La exposición a la deuda de otros gobiernos como EEUU, Portugal o México alcanza los 3.000 millones.

“La crisis política en Italia no debería afectar a la banca española ya que ninguna entidad tiene negocio allí más allá de financiaciones a gran escala en el mercado de capitales a empresas grandes italianas. Por ejemplo, Santander era uno de los bancos que formaba parte del préstamo sindicado que Atlantia iba a solicitar para comprar Abertis”, señala Felipe López-Gálvez, de SelfBank.

“El impacto de la crisis política en Italia afecta sobre todo por el efecto contagio que se produce entre países periféricos siempre que alguno de ellos atraviesa por problemas. Solo hace falta ver cómo se disparó la rentabilidad el bono español en el día de ayer, lo cuál sí afecta a las posiciones que tiene el sector financiero en deuda de nuestro país”, explica el analista.

La inestabilidad política es uno de los factores de riesgo que más han afectado al Sabadell en los últimos meses. Sin ir más lejos, Oliu se pronunció el pasado mes de abril sobre la situación política de Cataluña, que le ha obligado a cambiar la sede social de la entidad que preside: “Nos gustaría, como a todos los empresarios, que la situación no estuviera como está. Nos gustaría que las cosas estuvieran en un sitio y que hubiera un orden institucional”.

El presidente de Banco Sabadell explicó que ante el comienzo del desafío independentista se planteaban tres escenarios posibles: “El primero, el escenario de que esto fuera un shock que desaparecería con un acuerdo fácil. Otro era que tras el 1-O hubiera un proceso independentista descontrolado, que habría producido un efecto catastrófico sobre el PIB de Cataluña. Y, por último, el escenario existente, un escenario que no sé cómo calificar”.

“La normalidad ha vuelto al banco Sabadell, no a Cataluña, yo de Cataluña no he hablado, pero normalidad, normalidad, no la hay”, reconoció el presidente de la entidad, que matizó que la decisión de seguir celebrando la presentación de resultados en Cataluña responde al hecho de que ellos tienen el Barcelona Open Banc Sabadell precisamente en las mismas fechas.

Últimas noticias