Arturo Pérez de Lucía, director gerente de AEDIVE: “En 2040 la mitad de los coches serán eléctricos”

Comentar

Arturo Pérez de Lucía, director gerente de AEDIVE (Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico), ha mostrado en OKDIARIO su entusiasmo por un futuro repleto, no solo de movilidad sostenible, sino también de eficiencia energética. La meta, si se cumplen todos los objetivos, pasa porque en 2040 la mitad de los coches sean eléctricos. Para ello, eso sí, Pérez de Lucía cree que hace falta un mayor esfuerzo por parte del Ejecutivo español.

“Hay una intención por parte de los ciudadanos, de las empresas y de las administraciones por apostar por el vehículo eléctrico”

En 2017, por primera vez en España, se alcanzaron las dos cifras en miles de vehículos eléctricos vendidos, al superar las 13.000 ventas. Una barrera importante que ya se ha roto y de la que se muestran orgullosos desde AEDIVE: “Hemos superado el doble dígito anual, y eso lo que nos demuestra es que hay una intención por parte de los ciudadanos, de las empresas y de las administraciones por apostar por el vehículo eléctrico”.

En este sentido, Arturo Pérez de Lucía aplaude el apoyo empresarial, sobre todo el de las empresas de carsharing, que han acercado al ciudadano al vehículo eléctrico. “Cada vez es más común ver vehículos eléctricos”, explica Pérez de Lucía, que recuerda que desde 2011 hasta la actualidad hemos visto un crecimiento, sobre todo en servicios como el VTC o el taxi”. Y es que, gracias al carsharing, en Madrid ya hay más de 300.000 usuarios del vehículo eléctrico al año.

“Gracias al carsharing, en Madrid ya hay más de 300.000 usuarios del vehículo eléctrico al año”

“Antes comprábamos un coche aunque no lo necesitáramos. Yo creo que hoy en día somos cada vez más inteligentes, y ahora toca salir de la zona de confort y hacer un análisis de la movilidad. En ese análisis, tendremos que valorar si es necesario que compremos un coche o si tenemos a nuestra disposición herramientas (carsharing o transporte público), y una vez que vemos que realmente sí lo necesitamos, tenemos que ver si en nuestro uso habitual el vehículo eléctrico cumple las expectativas“, subraya el director de AEDIVE.

Las ayudas públicas al sector han tenido tal éxito que se agotaron prácticamente el mismo día que se lanzaron. “Las ayudas se agotan a las 24 horas, lo que da a entender que hay un interés importante por el desarrollo de este tipo de movilidad“, explica Pérez de Lucía, que aunque recuerda que ha habido planes de incentivos al sector desde el año 2009, matiza que “no ha habido un plan coherente, que sea ambicioso en lo económico, que tenga continuidad en el tiempo y que además sea sencillo en la tramitación”.

“No ha habido un plan coherente, que sea ambicioso en lo económico, que tenga continuidad en el tiempo y que además sea sencillo en la tramitación”

“Hablamos con el Gobierno y, aunque son sensibles con este tema, necesitamos que arbitren un plan que tenga esa ambición económica y esa continuidad en el tiempo“, reconocen en AEDIVE, desde donde recuerdan que “en el ámbito de la movilidad sostenible todos los partidos políticos son sensibles en la necesidad de apostar, pero porque es un reclamo de la sociedad. El vehículo eléctrico no es solo movilidad sostenible, sino también eficiencia energética”.

“El Gobierno no parece abordar el coche eléctrico con el entusiasmo que debería”

El Gobierno no parece abordar el coche eléctrico con el entusiasmo que debería. En ese sentido, estamos convencidos de que, con independencia del Gobierno que esté, hay un mandato europeo que se tiene que cumplir. Hay gobiernos más testarudos a la hora de entenderlo, pero el mercado va colocando a todo el mundo en su sitio”, expone un optimista Pérez de Lucía, que espera que para 2040 nos encontremos con un 50% de vehículos eléctricos en el parqué. “Siempre y cuando se cumplan todos los objetivos que tenemos”, matiza.

Un coche eléctrico no es más caro que un coche de combustión, porque el precio de un vehículo no es el precio de cuando sale del concesionario. Luego tiene un recorrido en su vida útil cuyos costes son, en el coche eléctrico, casi inexistentes y en el vehículo de combustión, muy importantes”, concluye el director de AEDIVE.

Últimas noticias