Economía

Para vivir del arte en España primero hay que morirse 

Arte España
Escultura de Manolo Valdés "Butterflies".
Comentar

Apenas un puñado de artistas españoles son capaces de sobrevivir únicamente de su obra artística, de hecho, según el informe sobre El mercado del arte de La Caixa, la mayoría de los artistas en nuestro país están sumergidos en una precaria situación, casi el 80% tiene unos ingresos de 20.000 euros anuales. Curiosamente, además, solo el 2% de las obras de arte vendidas en subastas en España corresponde a artistas vivos, una cifra notablemente inferior al porcentaje global fijado en el 21%.

Ana María Trigo, especialista de arte y antigüedades en Catawiki explica a OKDIARIO las obras de un artista se revalorizan tras su muerte porque, “al haber fallecido, ya no podrá hacer más, con lo que su producción se queda con las obras que tiene hasta el momento”. Por ello, apostilla “cuanta más escasez, mayor precio, esta es la explicación económica y racional. Luego, en mi opinión, existe otra menos racional y que hunde las raíces en nuestra psique”.

Se trata de un sector, explica el informe, con precios promedio bajos en general donde únicamente artistas como Miquel Barceló o Manolo Valdés alcanzan precios de 50.000 euros o más. Incluso en el caso de estos dos últimos ejemplos, gran parte del valor de sus ventas en subasta se logra fuera de España.

Para vivir del arte en España primero hay que morirse 
Obra del artista Bruno Ollé

En 2016, solo el 8% del valor de las ventas de Miquel Barceló en subasta se llevó a cabo en España. En el caso de Manolo Valdés, el porcentaje es aún menor: un 2%. Mientras que las obras de Barceló han alcanzado precios de más de 4 millones de euros en anteriores subastas fuera de España, los precios alcanzados en nuestro país no han superado los 200.000 euros.

Como no podía ser de otro modo, de la lista de españoles, Pablo Picasso es el artista patrio que ha liderado las subastas en 2016 alcanzando los 277 millones de euros. Tras él han estado Joan Miró con 36 millones de euros y Salvador Dalí con un total de 18 millones de euros.

Para vivir del arte en España primero hay que morirse 
Fuente: La Caixa.

Desde luego, las cifras son tozudas y el artista malagueño es el que se lleva el gato al agua en cuanto a ventas mundiales de arte. Unas ventas más pequeñas las de los siguientes artistas en la tabla que tienen su explicación. Hay muy pocas obras de Dalí que salgan a la venta en subastas, la mayor parte de su obra está en manos de coleccionistas y mecenas privados, así como en manos del Estado español legado por el propio surrealista antes de fallecer.

Por otro lado, la obra de Miró es ampliamente conocida, sin embargo, hay una ingente obra en los depósitos de los museos estatales españoles como el Museo Reina Sofía. Muchas de las pinturas del catalán han sido usadas por su familia para cumplir con sus obligaciones tributarias, pero este es otro asunto relacionado con el Impuesto de Sucesiones que, tarde o temprano, el Ministerio de Hacienda tendrá que abordar junto con la Ley de Mecenazgo.

Para vivir del arte en España primero hay que morirse 
El ‘Guernica’ de Picasso, 1937. (Foto: Museo Reina Sofía)

Según el mismo documento elaborado por La Caixa, presentado por Clare McAndrew, directora de Arts Economics, el 61% de los 1.100 artistas encuestados tenía la carrera universitaria de Bellas Artes y el 47% presentaba un salario anual de menos de 8.000 euros, mientras que el 78% tenía ingresos inferiores a 20.000 euros.

La experta señala, además, que nadie se convierte en ‘leyenda’ hasta que fallece. “Si piensas en los grandes mitos del siglo XX como James Dean, Marilyn, JFK o Kurt Cobain”, explica, “en realidad no fue hasta que no murieron que no empezamos a verlos como auténticos ídolos”.

En definitiva, concluye Trigo, es “como si la muerte les confiriera cierta ‘validación’ que la vida les niega”.  

Además, tal como apuntar la experta de Catawiki, también está el hecho de que algunos artistas “fueron auténticos adelantados a su tiempo, como fue el caso de Van Gogh, y es necesario que pasen décadas hasta que somos capaces de apreciar su obra”.

Para vivir del arte en España primero hay que morirse 
Obra del artista Matias Krahn

En la mayoría de países, el mercado nacional de un artista suele representar la mayor proporción de sus ventas. No es el caso de los artistas españoles: menos del 5 % del valor total de sus ventas en el mundo se realizó en España.

Las ventas de algunos de los artistas principales, como Picasso, Miró y Dalí, en España representan un 1%. En 2016, se cerraron ventas privadas de obras del cubista por un valor de varios millones de dólares fuera de nuestro país, incluida “Mujer sentada” que se vendió en Sotheby’s de Londres por alrededor de 64 millones de dólares.

En cambio, el precio más alto que se pagó en España durante ese mismo año se situó justo por debajo de los 20.000 dólares (precio de adjudicación) en Segre por la obra “Petit buste de femme”.

Salvador Dalí
El artista Salvador Dalí, fallecido en enero de 1989. (Getty)

El porcentaje de ventas de muchos de los otros artistas de la lista en España ha caído considerablemente en el decenio que ha pasado desde 2006. Ese año, un 32% de las ventas en subasta de Barceló se realizó en España, pero el año pasado dichas ventas cayeron al 8%, mientras que las de Antonio Tàpies cayeron más de siete puntos porcentuales en proporción.

Los artistas españoles representaron el pasado año el 61% del total de artistas representados por galerías y los artistas internacionales el 39%. Este reparto coincide con el mercado global. Los artistas españoles también generaron la mayoría de las ventas en el mercado primario, donde supusieron el 67% de las ventas totales de galerías en 2016, mientras que los artistas internacionales representaron solamente un tercio del total anual.

En 2016, menos del 1% de las ventas mundiales de arte correspondieron a España, una cifra que apenas ha cambiado en los últimos 10 años. El peso del mercado artístico nacional a nivel mundial y europeo es prácticamente nulo, sobre todo teniendo en cuenta la potencia de, por ejemplo, Reino Unido con más del 60% de las ventas.

Últimas noticias