Economía

Las bebidas alcohólicas se tiñen de rosa

Las bebidas alcohólicas se tiñen de rosa (Foto:iStock)
0 Comentar

Lo decía Edith Piaf en una de sus míticas canciones: la vida es mejor verla de color de rosa. Y en el mundo de las bebidas alcohólicas se lo han tomado al pie de la letra. Tanto, que pocas se escapan de teñirse de los distintos matices del rosa.

Aunque no fuera la primera en llegar, la ginebra rosa tiene casi un hueco obligatorio en la barra de cualquier bar. Según datos de la consultora Nielsen -apoyada en los datos del Canal Alimentación y la hostelería- ha habido un importante crecimiento en esta línea del gyn: mientras que en 2016 las ventas en volumen representaban 1.556 miles de litros, en 2017 casi se han duplicado, alcanzando las 2.910 unidades. Algo que también se ha reflejado en el volumen de facturación: en 2016, las ventas en valor de la ginebra rosa en nuestro país apuntaban 26.937.000 de euros y en 2017, superaron los 51 millones de euros.

La ginebra está de moda en nuestro país: España es el tercer país del mundo donde más gin tonics se consumen, según el ranking realizado por el International Wine & Spirit Research (IWSR). El destilado ha impulsado al sector de las bebidas espirituosas, alejándolo de las caídas marcadas por la crisis, y ha visto crecer su producción nacional en un 20% según Diageo, la compañía líder en el segmento de bebidas alcohólicas premium. Algo que desde la Federación de Bebidas Espirituosas de España (FEBE) avalan: en 2015, se comercializaron en nuestro país en torno a 190 millones de litros de bebidas espirituosas, un 2% más que en el año 2014.

Desde Puerto de Indias a Gordon’s

A razón de estos datos, cada día son más marcas de ginebra las que deciden teñir de rosa lo que un día era blanco. Tras la resurrección económica de Puerto de Indias -pasó de fabricar 900.000 botellas en 2015 a más de tres millones en 2016-, son muchas marcas fabricantes de ginebra las que se han sumado a la lista: Mombasa de fresa, Larios Rosa, Ginial Rosé, Berry Pickers, Sikkim, Rives…

La última en subirse al carro ha sido Gordon’s, que el pasado 30 de junio lanzó en España su bebida premium elaborada a partir de frambuesas y grosellas, frutos que suelen acompañar a la bebida rosa.

Ron, vino, vodka… ‘Todo al rosa’

No solo la ginebra se viste de rosa, otras bebidas espirituosas no han escapado de esta tendencia.

El primero: el vino. El consumo per cápita de vinos y espumosos durante 2016 fue de 12,51 litros por persona, lo que supone una disminución del 3,5% respecto a 2015, según el Informe de Consumo de Alimentación en España de 2016.

Frente a las caídas, el sector del vino está intentando captar adeptos creando nuevas líneas de rosado. Marcas como Viña Vilano ha creado Think Pink, dirigido a los millenials; Tacama ha incorporado a sus filas espirituosas el vino Rosa Salvaje; Akakies, inspirado en Puerto de Indias, de la compañía Kir Yianni también forma parte de esta nueva tendencia.

Dentro de los espumosos, el cava Freixenet le ha querido dar un toque de color a una de sus últimas creaciones -salió al mercado este año-: Freixenet Ice Rosé.

El ron también ha querido sumarse al rosa y el supermercado Mercadona, de Juan Roig, ha colocado en su lineal de bebidas alcohólicas el ron Perla.

El vodka y el Martini también dejaron atrás el blanco para dar la bienvenida al rosa. Es el caso del vodka Nuvo, importado por London Group y el Martini Rosato.

¿Abandonará el whisky su color tostado? ¿Habrá alguna otra bebida espirituosa que apueste todo por el rosa?

Últimas noticias