Economía

El aguacate ‘made in Spain’: el producto de lujo que triunfa en Europa

aguacate
Aguacates, la fruta tropical de moda (Foto: Getty)
Comentar

Lleva un tiempo siendo el protagonista de las fotos de Instagram, el ingrediente que no puede faltar en ninguna ensalada y la fruta favorita de los hipsters e influencers, hasta tal punto que ha eclipsado a la mantequilla convirtiéndose en el mejor acompañante de las tostadas. Sí, estamos hablando del aguacate.

Hace unos años pasaba completamente desapercibido en la lista de la compra, pero ha habido un aumento considerable en la demanda mundial. Este aumento ha venido acompañado de un crecimiento en los precios: el precio del kilo de esta fruta tropical oscila entre los 2 y los 4€. 

Por ejemplo, en Alcampo los precios rondan desde los 2,49 (dos unidades) a los 4€ el kilo y si miramos en Eroski, el aguacate al peso cuesta entre 4.30 y 4.58€.

aguacate
Precio del aguacate en Eroski (Foto: Página web Eroski)
aguacate
Precio del aguacate en Alcampo (Foto: Página web Alcampo

Los precios mayoristas más frecuentes en Mercamadrid -que varían diariamente y dependen de muchos factores- rondan los 4€ el kilo, doce céntimos menos que el año pasado, pero 1€ más caro que en 2015. 

En el último año, la producción del aguacate en España ha aumentado considerablemente: el año pasado se produjeron 40.000 toneladas, mientras que en 2017 se han producido 60.000, según datos de la asociación y que se conocen tras la finalización de la cosecha -se realiza durante casi 6 meses, desde finales de diciembre a mayo-.Unos precios que para muchos serán desorbitados, pero que, cuando hablamos de los aguacates españoles, tienen su explicación en una escasa producción. “En España es muy escasa, así que tiene que haber un precio alto para que salga rentable“, explica el presidente de la Asociación Española de Productores de Frutas Tropicales, José Linares.

España, único país europeo productor de aguacate

De la cosecha del 2017 se ha vendido absolutamente todo. Y, según Linares, no se vende más porque no tienen más ya que la demanda es mucho más alta que la oferta. De lo que ha producido este colectivo formado por 254 productores, el 80% ha ido a parar a Europa, mientras que el 20% se ha quedado aquí, en España.

Y es que nuestro país sirve de puente para que el Viejo Continente consuma aguacate. “Vendemos a 28 o 29 países, a toda Europa y a algunos países del este. Fundamentalmente vendemos a Reino Unido, Francia y Alemania”, subraya Linares.

En MercaMadrid, también han notado un aumento de la comercialización de esta fruta tropical. “En los últimos 6 años se ha observado un crecimiento muy importante de la comercialización de Aguacate, especialmente en los últimos 4 años. Son muchas las empresas mayoristas que lo comercializan en el Mercado Central de Frutas y Hortalizas”, apuntan desde la plataforma de distribución.

De hecho, en lo que va de año, Mercamadrid ha vendido 6.136 toneladas. 

El agua, el elemento clave

Es el agua el elemento que limita la escasez de producción: “si tuviéramos más agua, se duplicaría la zona de producción“, critica Linares.

Algo, que podría solucionarse si se reactivaran algunos proyectos que, tal y como asegura, “están parados por las administraciones públicas” tanto de Granada como de Málaga. Ambas son las provincias principales donde se concentran las plantaciones de aguacate.

Para el sector, es crucial contar con más agua para incrementar la producción. Este elemento es clave para que la fruta se desarrolle, así como el clima y la humedad, que también son factores fundamentales para su cultivo.

La producción del aguacate en nuestro país se concentra en las Costa del Sol, en Málaga y la Costa Tropical, que curiosamente es la costa granadina. “El microclima que hay en estas ciudades es óptimo. Fuera de esta zona es más arriesgado. Ahora, están probando en Cádiz, Huelva y algunas zonas de Levante, pero no todas las plantaciones están saliendo bien”, indica José Linares.

Últimas noticias