La Fed arranca su nueva reunión tras el débil dato de crecimiento en EEUU

Fed
Janet Yellen, presidenta de la Fed. (Foto: Getty)
Comentar

La Reserva Federal de EEUU inició hoy una nueva reunión de dos días sobre política monetaria, tras la subida de tipos de interés de marzo, en la que analizará las perspectivas después de unos datos de crecimiento e inflación que reflejan una mayor debilidad de la que se había previsto en el país.

Tras el alza de marzo, los tipos de interés están en EEUU entre el 0,75% y el 1%, y la Fed ha insistido en su intención de seguir con el ajuste monetario gradual, con hasta dos subidas más a lo largo de 2017.

Los miembros del Comité Federal de Mercado Abierto, órgano que dirige la política monetaria de EEUU, emitirán el miércoles el comunicado a las 14.00 hora local (18.00 GMT), sin la comparecencia de la presidenta de la Fed, Janet Yellen.

Los analistas no esperan variación de los tipos de interés, especialmente tras conocerse el primer cálculo de crecimiento económico del primer trimestre de 2017, que se situó en una tasa anualizada del 0,7%, por debajo de las expectativas del mercado.

Asimismo, la inflación subyacente, que excluye los indicadores más volátiles de energía y alimentos, bajó un 0,1 %, el primer descenso de estos precios desde 2010.

Tras años por debajo de su objetivo de una tasa anual del 2%, la inflación se encuentra en ese umbral, lo que unido a un índice de desempleo del 4,5%, cercano al pleno empleo, han allanado el camino al progresivo encarecimiento del precio del dinero.

Los tibios datos, aunque posiblemente transitorios, contrastan con el discurso optimista del presidente, Donald Trump, quien ha delineado un programa de estímulo fiscal a través del recorte de impuestos y el aumento del gasto.

Trump ha prometido un crecimiento anual de más del 3%, por encima del 2% de media registrado durante los últimos años del mandato de su predecesor, Barack Obama.

El pasado 10 de abril, Yellen ofreció una conferencia en la Universidad de Michigan, en Ann Arbor, en la que apuntó que la misión de la Fed ahora es “dejar que la economía siga su curso y se mantenga equilibrada, empujando algo” pero sin apretar “fuerte el acelerador”.

Los economistas consideran que la Fed esperará a tener más información para valorar si se trata de un bache temporal o refleja tendencias más sólidas en la economía.

Otro de los temas a tratar en el encuentro será el mecanismo y calendario para comenzar a reducir en 2017 el abultado balance de activos adquirido por la Fed para estimular la economía tras la crisis financiera.

La cartera de la Fed pasó de apenas un billón de dólares en 2008, antes de la crisis, a los 4,5 billones de ahora. Desde hace varios años, el banco central ha dejado de comprar activos, pero sigue reinvirtiendo los beneficios obtenidos con adquisiciones previas en nuevos activos.

La Fed baraja varias opciones, entre ellas la de dejar que estos activos concluyan de una vez cuando venzan sus plazos o que sean eliminados gradualmente.

Los mercados, que han registrado récords históricos en las últimas semanas y con la bolsa de Wall Street acumulando una subida del 12% desde la victoria de Trump en noviembre, mostraban hoy una actitud errática, con una pérdida del 0,02 % en su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, a la espera del comunicado de mañana cuando concluya el encuentro de la Fed.

La próxima cita del banco central estadounidense, en esa ocasión con comparecencia de Yellen ante los periodistas, está prevista para el 13 y 14 de junio.

Últimas noticias