Economía

Warren Buffett gana un millón de dólares apostando contra la gestión activa de fondos

Warren Buffett (Foto: GETTY).

En 2008, Warren Buffett lanzó un órdago contra la inversión de gestión activa y decidió apostarse medio millón de dólares a que, a 10 años vista, ninguna selección de fondos de inversión podría batir a un fondo indexado que referenciase al S&P 500. Sólo Protégé Partners accedió a la apuesta y, casi una década después, Buffett ya sabe a qué ONG donará el dinero que ha ganado.

Ganancias de los cinco fondos seleccionados frente al fondo indexado del S&P 500. (Pinchar en la imagen para ampliar)

Cada uno de los concursantes aportó 320.000 dólares que se invirtieron en bonos del tesoro con el objetivo de obtener un millón de dólares en 2018. Buffet señala que el el interés compuesto anual para su fondo indexado (Vanguard S&P) ha sido del 7.1% y apunta que “un período particularmente débil de nueve años para el mercado probablemente habría ayudado al buen desempeño de los hedge funds, ya que muchos poseen importantes posiciones cortas”

Por el contrario, Buffett explica que nueve años de rendimientos altos de las acciones habrían proporcionado un viento de cola para los fondos indexados. En cambio, el conocido inversor explica que la apuesta se llevó a cabo en un “ambiente neutral” en el que (hasta 2016) los cinco fondos seleccionados por Protégé registraron un interés compuesto promedio de tan sólo el 2,2% anual. Esto significa que un millón invertido en esos fondos habría ganado 220.000 dólares, frente a los 854.000 que habría ganado el fondo indexado de Buffett.

Además, el conocido como oráculo de Omaha recuerda que “cada uno de los más de 100 gerentes de los hedge funds subyacentes tenía incentivos financieros para hacer lo mejor posible y, a su vez, los cinco gestores de fondos de fondos tuvieron también incentivos para seleccionar los mejores gestores de hedge funds.

Buffett no duda de la honestidad e inteligencia de los gestores, pero insiste en que los resultados para sus inversores han sido “deprimentes” y que, por tanto, “los enormes honorarios fijos cobrados por todos los fondos involucrados están totalmente injustificados en función al desempeño realizado”.

Uno de los motivos por los que Buffett considera que ha ganado es por los altos costes derivados de la gestión activa: “Estimo que, durante el período de nueve años, aproximadamente el 60% de todas las ganancias logradas por los cinco fondos de fondos fueron a parar a los dos niveles de los gestores. Ese era su mal”.

A falta de que la apuesta se cierre oficialmente el próximo 31 de diciembre, el mejor inversor del mundo ya ha decidido dónde invertirá las ganancias de la apuesta. El montante irá destinado en su totalidad, tal como ha anunciado el mismo Buffett, a la asociación Girls Inc. of Omaha. 

Últimas noticias