Primera Jornada sobre Transparencia en el Sector Farmacéutico

La industria farmacéutica publicará sus colaboraciones con profesionales sanitarios el próximo año

Farmaindustria
Primera Jornada sobre Transparencia en el Sector Farmacéutico.

La industria farmacéutica es una gran desconocida y su actuación siempre ha estado estigmatizada por una supuesta opacidad que los hechos desmienten. Los laboratorios han sido los primeros que se han adelantado al cambio de valores que se está produciendo en el ámbito de la empresa (y que se extiende al sector público) mediante un sistema de autorregulación. El Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica es un hito en este ámbito, junto con la publicación individualizada por parte de los laboratorios de sus colaboraciones con profesionales sanitarios, en una muestra de que el sector es transparente.

Todo ello se puso de manifiesto en la jornada organizada en Madrid por Transparencia Internacional y Farmaindustria, en la que expertos, instituciones y profesionales debatieron sobre la transparencia del sector.

Las ponencias se centraron en el significado y los retos de la transparencia en la sociedad moderna y en particular en el sector farmacéutico, al hilo de la iniciativa pionera de autorregulación de la industria innovadora en Europa, aprobada en 2013, recogida en el caso de España del citado Código de Buenas Prácticas al año siguiente y concretada en junio de 2016 con la primera publicación de datos.

Esta publicación se repetirá anualmente cada mes de junio y engloba cuatro grandes conceptos: donaciones (en este caso sólo se pueden hacer a organizaciones sanitarias, no a personas individuales), apoyo para actividades formativas y reuniones científico-profesionales, retribuciones por servicios profesionales y colaboraciones en materia de I+D.

Expertos de instituciones como el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG), la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y el Tribunal Supremo analizaron junto a representantes de la Administración sanitaria, las sociedades científicas, la industria farmacéutica y Transparencia Internacional España las implicaciones de esta iniciativa y los nuevos pasos que habrá de afrontar.

En este sentido, responsables de Farmaindustria han recordado que todas las colaboraciones que los laboratorios hagan con profesionales sanitarios desde el pasado 1 de enero se publicarán ya de forma individualizada en junio de 2018, tal como se recoge en la última actualización del Código de Buenas Prácticas de la industria farmacéutica. Esta actualización se produjo el año pasado, tras un informe al respecto de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) emitido en abril.

Protección de datos vs Transparencia

Hay que recordar que, en una primera aproximación, y en cumplimiento de la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal, se había aceptado la publicación de datos individualizados y, en los casos en que los profesionales beneficiarios no dieran su consentimiento, de forma agregada.

El pronunciamiento de la Agencia Española de Protección de Datos, que antepone el interés general al individual para la publicación de esta información, sostiene que para hacerlo bastará con informar a los profesionales en los contratos o documentos que formalicen su relación con el laboratorio. La Agencia sí exige, en cambio, que la publicación de datos individualizados no sirva a otra finalidad que la perseguida por la iniciativa y, por consiguiente, apunta que no debe facilitarse la indexación de la información publicada en los sitios web a través de motores de búsqueda.

“La aspiración del proceso es la individualización total de los datos, puesto que el objetivo es mostrar el valor de la colaboración entre industria y organizaciones y profesionales sanitarios y el rigor y la independencia con la que se produce. El informe de la AEPD nos permite avanzar y perfeccionar un proceso vivo que ha de estar en constante evolución”, explicó el director general de Farmaindustria, Humberto Arnés.

Farmaindustria
Primera Jornada sobre Transparencia en el Sector Farmacéutico.

En cualquier caso, la publicación individualizada de las transferencias de valor es sólo una de las bases sobre las que se asienta la política de transparencia que en los últimos tres lustros está desarrollando la industria farmacéutica innovadora y que se concreta en el citado Código de Buenas Prácticas.

A este respecto, tal y como ha indicado el director de la Unidad de Supervisión Deontológica (USD) de Farmaindustria, José Zamarriego, el Código forma parte de un robusto Sistema de Autorregulación que garantiza que la conducta de los laboratorios se rige por los más estrictos principios éticos de responsabilidad y profesionalidad.

Publicación de dictámenes y resoluciones

Este sistema incluye otros elementos ligados a la transparencia, como el establecimiento de los criterios que debe cumplir la industria para colaborar en actividades formativas y reuniones científico-profesionales de organizaciones sanitarias y la publicación de las relaciones con las asociaciones de pacientes, de los acuerdos de mediación ante la Comisión Deontológica y de las resoluciones emitidas por el Jurado de Autocontrol (Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial). Todo lo anterior está disponible para su consulta por cualquier persona interesada en la web www.codigofarmaindustria.org.

En el transcurso de la jornada, que contó con la presencia de más de dos centenares de asistentes y fuer retransmitida vía streaming a través de la web de Farmaindustria, se puso de manifiesto la creciente demanda en materia de transparencia por parte de la sociedad, que reclama cada vez más información de las empresas sobre sus actividades e impactos y también sobre su relación con diferentes grupos de interés.

Desde Farmaindustria se asume el ámbito particularmente sensible que es el sanitario y farmacéutico, y desde esa perspectiva se explica la apuesta del sector por la transparencia. “La positiva acogida que nuestra iniciativa ha tenido por parte de instituciones como el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno y Transparencia Internacional España nos anima a perseverar. Transparencia implica confianza, porque disipa las dudas que genera la opacidad. Será positivo para el sector sanitario, para sus profesionales y, sobre todo, para los pacientes y la sociedad en general”, concluyó Humberto Andrés.

Últimas noticias