Hawkers se enfrenta a una sangría de usuarios en el canal de Youtube que compró a ‘Cara Anchoa’

Hawkers
Paco Pérez, Pablo Sánchez y David Moreno, fundadores de Hawkers (Foto: Hawkers).

Hawkers, la conocida startup española de venta de gafas, ya pierde más de 11.000 seguidores del canal de Youtube que compró a Mr. Gran Bomba, el conocido youtuber del año por recibir un bofetón tras llamar a un repartidor ‘Cara anchoa’. La operación se hizo el 16 de diciembre cuando el canal contaba con cerca de 520.000 seguidores. A día de hoy no llega a los 509.000 seguidores.

Fernando Herrero-Nieto, experto en marketing y presidente de Vonselma, en declaraciones a OKDIARIO asegura que la jugada ha sido “nefasta” porque “la marca debería haber comprado al chico como profesional ya que es la cabeza visible del mismo y al que seguían los usuarios”.

A la espera de lo que pase, el experto asegura que como estrategia de marketing ha sido una decisión “negativa”. A no ser que ahora “se contrate a algún youtuber de éxito y cree mucha audiencia y debate”. Y es que como explica Herrero-Nieto, deberán darse prisa en hacer algo con el canal porque “ganar seguidores cuesta mucho, pero se pierden en minutos, la gente se desvincula y volver a engancharlos y fidelizarlos es muy difícil”.

Fuentes cercanas a la compañía explican en declaraciones a OKDIARIO que nada es casualidad en Hawkers y “todo pasa por algo”.

La comunicación de la empresa está basada en “hacer ruido”, incide Patricia San Miguel, profesora de Marketing de Isem. “la viralidad es un arma de doble filo: por un lado, te permite ser conocido por una audiencia en muy poco tiempo, pero por otro lado, todo mensaje se sobredimensiona”.

A pesar de ser una pérdida de seguidores muy elevada, Juan Merodio, experto en marketing de redes sociales, cree que hay que dejar un margen de tiempo de un año para ver la tracción del canal y cómo se comportan los usuarios. Y ve “normal” que, si una marca está detrás, los usuarios se den de baja.

Foto de equipo (Foto: Hawkers).

Hawkers en Redes Sociales

La empresa nació en 2013 con una inversión de 300 euros en Facebook y Twitter para probar los resultados y el funcionamiento de los diferentes tipos de canales y plataformas de publicidad. En Instagram ya cuentan con 483.000 seguidores y en twitter con más de 176.000, muy lejos de los “me gustas” que aparecen en su Facebook con más de 4 millones.

Comentar

Últimas noticias