Andbank espera que la Reserva Federal suba los tipos en EEUU hasta el 1,25% en 2017

Dólar
Billetes de dólar (Foto: GETTY).
Comentar

Andbank espera que la economía de Estados Unidos crezca un 2,3% el próximo año, impulsada durante el primer semestre por el aumento de las expectativas de estímulos fiscales que, a corto plazo, van a aumentar la confianza de los mercados en la potencia de la economía norteamericana para seguir creciendo. Este repunte del PIB irá acompañado de un aumento de la inflación hasta una tasa del 2,2%, lo que obligará a la Reserva Federal a realizar varios aumentos de los tipos de interés, hasta cerrar el ejercicio con un rango objetivo de entre el 1% y el 1,25%.

Así lo ha explicado hoy el economista jefe de Andbank, Álex Fusté, durante un reducido encuentro con medios de comunicación en el que ha desglosado las perspectivas que maneja la entidad financiera de cara al próximo año.

“A corto plazo, la expectativa generada por el anuncio de políticas de gasto y rebajas de impuestos puede mantenerse, lo que seguiría impulsando las Bolsas y hundiendo el mercado de deuda”, sin embargo, “a medio plazo el aumento de las rentabilidades de los bonos representa un evidente aumento del coste del capital, justo en un momento de claro retroceso en los retornos de capital, lo que afectará negativamente a la inversión y al PIB” , ha señalado Fusté.

Para los analistas de Andbank, las economía de EEUU “ofrecía muestras de estar en una fase muy madura” del ciclo antes de las elecciones “y hoy estamos lejos de creer que Donald Trump pueda representar ese factor generador de ciclo económico e inflación”. Por ello, el economista jefe de la entidad ha indicado que “la reciente expectativa generada”, en términos de actividad e inflación, con la llegada del candidato republicano a la Casa Blanca, “puede ser excesiva”.

Fusté ha derribado algunos mitos que se encuentran instaurados en el ADN del análisis económico actual, como por ejemplo, que la inversión pública siempre genera crecimiento del PIB. “Las políticas de gasto se financian con recursos que se deben detraer del consumo presente y, además, el gasto en infraestructuras suele mejorar problemas de cuello de botella, lo que suele desembocar en desinflación”, ha señalado.

La esperada subida de tipos de interés en EEUU por parte de la Reserva Federal serán la respuesta a los estímulos fiscales que ha prometido Trump y “la gran expectativa generada puede seguir llevando las rentabilidades de los bonos hacia arriba, hundiendo su precio”, algo que ya ha comenzado a ocurrir en las últimas semanas. “Ése es el gran riesgo, pues gran parte del mercado sigue con las velas desplegadas en deuda, aunque el lado positivo es que creemos que las rentabilidades de los bonos del Tesoro norteamericano no debieran ir mucho más allá del 2,8%”, ha explicado Fusté.

Para el economista jefe de Andbank la subida de tipos en EEUU y la apreciación del dólar no va a generar un gran impacto en las economías emergentes, sobre todo en aquellos países que no estén fuertemente endeudados en dólares. “Estas economías han mejorado de forma generalizada sus desequilibrios externos, especialmente India o Brasil y son ahora menos vulnerables a shocks en el dólar”. Además, estos países “están más sincronizados con un ciclo global, por que si Trump significa un repunte en el ciclo norteamericano, también lo será para estos mercados”.

Por ello, la entidad financiera apuesta por invertir en acciones y bonos de países emergentes que sean fiscalmente responsables y que estén comprometidos con el ajuste presupuestario, en espera de que los vientos de cola de las expectativas generadas por el cambio de presidente en EEUU (lo que denomina Fusté como el Trump Trade) sigan desarrollándose al menos en la primera mitad de 2017. El país preferido para Andbank es India, debido a la profunda agenda de reformas estructurales que ha puesto en marcha.

El aumento del precio del petróleo es un espejismo

En cuanto a las materias primas, la entidad financiera espera que se mantenga el precio del petróleo estructuralmente bajo a largo plazo, debido al “fuerte desarrollo de las energías alternativas, el previsible endurecimiento de la legislación internacional en producción energética, fruto de la cuestión climática, el desequilibrio estructural entre oferta y demanda global, la incorporación de Irán y de muchos productores no convencionales”. Andbank cifra en 45 dólares el precio del barril como “objetivo fundamental” a largo plazo.

Fusté también dedico una parte de su intervención a alabar el proceso de ajuste que está experimentando China, descartando que el cambio de modelo productivo del gigante asiático “suponga el riesgo que algunos analistas apuntan”, especialmente si prosigue la senda de reformas liberalizadoras que modernicen su economía y aumenten su competividad.

Además, “la promesa de Trump de una postura más aislacionista de EEUU conferirá ventaja a China en la batalla por la influencia regional. No obstante, la batalla por hacerse con una influencia política y económica hegemónica en la región no será fácil, ya que Estados Unidos mantiene fuertes lazos aún con Japón, Corea del Sur, Australia, Tailandia, Singapur, Indonesia y, más recientemente, también India”.

El presidente del BCE, Mario Draghi (Foto: GETTY).
El presidente del BCE, Mario Draghi (Foto: GETTY).

Europa: el BCE seguirá incentivando la falta de reformas

En Europa la política monetaria seguirá siendo expansiva, especialmente tras la decisión del Banco Central Europeo (BCE) de mantener su asistencia financiera mediante la compra de deuda pública y privada durante todo 2017. “Si no hay reformas estructurales en Europa el BCE nunca podrá abandonar su activismo monetario”, ha considerado el economista jefe de Andbank, ya que los países no han aprovechado los últimos ocho años de laxitud monetaria para salir de la espiral déficit/deuda en la que han entrado para salir de la crisis.

En este sentido, Fusté ha calificado el fracaso de la reforma constitucional italiana como “una oportunidad perdida” y un “lujo que no se puede permitir la Unión Europea”. Los analistas de la entidad esperan que persistan los riesgos políticos en el ámbito comunitario el próximo año, con un crecimiento previsto del 1,5% en la UE, con España como locomotora (con un repunte del PIB del 2,3% según Andbank, dos décimas menos que lo estimado por el Gobierno) e Italia a la cola, con un incremento del 0,9%

Últimas noticias