ASSIGNIA, DEL GRUPO ESSENTIUM

La constructora de la vicepresidenta del Barça lleva 4 meses sin pagar a sus 120 empleados en Madrid

Susana Monje
La vicepresidenta del FC Barcelona y directiva de Essentium, Susana Monje. (Foto: EFE)
Comentar

La constructora Assignia, controlada por el grupo Essentium, no paga a los 120 trabajadores que tiene en las oficinas centrales de Madrid, lo que ha provocado que los empleados hayan iniciado movilizaciones y convocado jornadas de huelga a partir del 28 de septiembre. Una las principales accionistas del grupo es la actual vicepresidenta económica del F.C. Barcelona, Susana Monje, que anteriormente fue tesorera del club bajo la presidencia de Sandro Rosell.

Los trabajadores no cobran desde el pasado junio y la empresa les debe las nóminas de julio y agosto, así como la paga extraordinaria de verano. Según fuentes de la empresa consultadas por OKDIARIO “todo parece indicar que tampoco se les abonará el salario de septiembre”, a pesar de que existe el compromiso explícito de la compañía para no demorar el pago de los sueldos “más allá de dos meses”.

A esto se suma el hecho de que la empresa tampoco paga lo que se denomina como “gastos de obra” y que incluyen las “necesidades que se producen en el día a día de la jornada y que los trabajadores pagan de su bolsillo”, adelantando unas cantidades que, en teoría, después deben ser restituidas por la compañía.

La plantilla afectada por estos impagos está compuesta por unas 120 personas, que se encuentran en las oficinas centrales del grupo empresarial Essentium, ubicadas en la localidad madrileña de Villaviciosa de Odón.

Según informa la Federación de Construcción y Servicios del sindicato CCOO, no es la primera vez que la empresa no cumple con los empleados, ya que el pasado mayo también se produjeron impagos, lo que motivó una serie de movilizaciones que terminaron cuando la compañía abrió una mesa de negociación en la que prometió que se pagarían las nóminas atrasadas.

Assignia, antes Constructora Hispánica, imputada en la trama Gürtel

Assignia es el nombre actual con el que bautizó el grupo controlado por Susana Monje a la empresa Constructora Hispánica. Su ex gerente, Alfonso García-Pozuelo, ha reconocido ante el juez que instruye el caso Gürtel, José de la Mata, que realizó donaciones para la campaña electoral del PP en los comicios de 2003. La Fiscalía Anticorrupción considera que García-Pozuelo entregó 1,3 millones de euros a cambio de adjudicaciones de contratos públicos entre 2003 y 2007.

El juez de la Mata también ha imputado a Assignia por utilizar presuntamente la trama organizada por los ex altos cargos del PP Gustavo de Arístegui y Pedro Gómez de la Serna para sobornar a funcionarios del Gobierno de Argelia para conseguir la adjudicación de contratos en el país africano. El magistrado acusa a la empresa de cohecho, blanqueo de capitales, corrupción en transacciones internacionales y pertenencia a grupo criminal, tras la investigación realizada por la Unidad de Delitos Económicos y Financieros (UDEF), de la Guardia Civil.

En la actualidad, Susana Monje está pasando a un segundo plano en el organigrama del grupo Essentium para que los casos de corrupción no terminen afectando a su cargo en el F.C. Barcelona. No obstante, la directiva figura como administradora del grupo en el Registro Mercantil y es la que controla Essentium Inversiones, que es la sociedad que aglutina las participaciones del resto de filiales del grupo.

Últimas noticias