Agricultura analiza si DIA adultera el aceite de oliva mezclándolo con el de girasol

DIA
El consejero delegado de DIA, Ricardo Currás. (Foto: EFE)
Comentar

El Ministerio de Agricultura, a través de la Agencia de Información y Control Alimentario, está investigando a DIA por sospechar que está adulterando el aceite de oliva, mezclándolo con otros de semillas, como el de girasol, para venderlo más barato. Los sindicatos agrícolas Coag y Asaja han denunciado a la cadena de supermercados por tirar los precios, vendiendo por debajo del coste. A su juicio esto se puede hacer por la manipulación del producto, rebajando su calidad. Dia niega todas las acusaciones y defiende su inocencia.

La venta a pérdidas (dumping) que podría estar realizando DIA ya fue avanzada hace unos días por OKDIARIO, pero las nuevas acusaciones sobre la adulteración del aceite son aún más graves, ya que se trataría de una estafa en toda regla. La investigación abierta por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Mediomabiente ha sido destapada por El Economista, que asegura que el departamento que dirige Isabel García Tejerina, ha reclamado documentación a la cadena de supermercados.

En concreto, el Gobierno ha pedido a DIA que le facilite las facturas de las compras de aceite de oliva, tanto las que realiza la propia cadena como las de sus fabricantes de marca blanca y ha emplazado a las áreas de consumo de las comunidades autónomas a que se pongan en marcha para investigar este presunto fraude. Los sindicatos denunciantes, Coag y Asaja, no creen que el aceite de oliva que vende la cadena sea perjudicial para la salud, aunque, si se confirman los hechos, se trataría de un fraude que tendría graves consecuencias para DIA.

O bien se está vendiendo a pérdidas o la calidad ofertada podría no corresponder con el contenido de los envases”, denuncia a OKDIARIO el responsable del sector del olivar de COAG, Gregorio López, organización que ha pedido al Ministerio de Agricultura que active el sistema de vigilancia de precios anormalmente bajos en aceite de oliva y que analice el contenido del aceite que se está ofertando en supermercados DIA.

La cadena “niega rotundamente” estas “graves e irresponsables” acusaciones

La cadena de supermercados niega “rotundamente” las acusaciones de manipulación de la calidad de su aceite de oliva y ha reiterado que no se está produciendo venta a pérdidas en este producto, según ha informado en un comunicado. En concreto, la compañía ha indicado que esas afirmaciones, que considera “graves e irresponsables”, deben realizarse con pruebas y recuerda que la cadena de supermercados mantiene procesos constantes de análisis de la calidad de todos los productos que comercializa y señala que el aceite no es una excepción.

Respecto a la venta por debajo del coste, las denuncias de los agricultores no se ciñen sólo al aceite de oliva, sino que también afectan a la leche. La normativa española prohíbe esta práctica, aunque las autoridades de competencia (la CNMC) ha amparado en numerosas ocasiones que las grandes distribuidoras puedan fijar libremente el precio de sus productos, aunque sean inferiores a los costes de producción.

dia
Almacén de supermercados Día (Foto: Día).

Los franquiciados llevan a la cadena ante la Justicia por estafa

Este nuevo frente de DIA se suma al que mantiene con los franquiciados, que han iniciado una batalla judicial contra la dirección de la cadena por estafa, falsedad documental y aprovechamiento indebido. Los denunciantes no son sólo españoles, sino que existen afectados en Francia, Portugal, Brasil y Argentina.

Un informe de JP Morgan que advierte de que los franquiciados “apenas obtienen beneficios” pese a que las cifras de ventas son superiores a las de las tiendas de la propia compañía. Los afectados denuncian que se les promete unos beneficios del 14% que luego nunca llegan.

Una de las prácticas que denuncia los franquiciados se relaciona con el cobro que la cadena realiza a los proveedores de géneros directos. Pese a que la tienda pertenece al franquiciado, Día cobra un alquiler a las marcas por tener el género en las estanterías de un establecimiento que no es suyo. Además, los afectados aseguran que les sale “más caro que comprándoselo directamente a los proveedores”. Otra de las denuncias se centra en que algunos productos, como los yogures, “llegan con mucha más fecha de caducidad a los centros comerciales, que a las tiendas franquiciadas”.

 

“El negocio de DIA no son los supermercados, sino arruinar a sus franquiciados”

Según uno de los abogados de los afectados, Elías Carcedo, “el negocio de DIA no son los supermercados, sino arruinar a los franquiciados”. Los franquiciados aseguran que la compañía trató de cobrarles avales caducados por importes de hasta 50.000 euros en algunos casos. “Superamos ampliamente 600.000 euros de pérdidas económicas. Hay gente que no tiene ni un euro. Y, de hecho, el 90% de los franquiciados que se mantienen en activo no tienen ni para comer”, lamenta Alberto Rodríguez, uno de los denunciantes.

Por si todo ello fuera poco, la cadena de supermercados utiliza una sociedad con sede en Ginebra (Suiza) para pagar a sus proveedores, entre los que se encuentran más de 70 grandes compañías como Procter & Gamble, Cadbury, Nestlé o Coca-Cola y que representan el 52% de las compras de marcas de fabricante realizadas por la multinacional española.

Últimas noticias