El paro juvenil limita la recuperación del mercado de la vivienda impulsada por el BCE

vivienda
Viviendas en venta y alquiler en Madrid (Foto: GETTY).
Comentar

Las políticas del Banco Central Europeo (BCE) buscan que los bancos concedan una mayor cantidad de créditos e hipotecas. Esto debería generar un aumento de la demanda del mercado inmobiliario que se traduciría en un incremento del precio de la vivienda. Sin embargo, en España esto no va a ocurrir por la alta tasa de paro juvenil.

El mantenimiento de los tipos cero por el BCE debería ya de por sí generar un aumento de la concesión de hipotecas por parte de las entidades financieras. A esto se une la concesión de créditos del BCE a los bancos con un interés negativo de hasta el 0,4%, lo que supone pagarles por ello.

Para poder acceder a ese dinero remunerado el organismo presidido por Mario Draghi impone como condición que se dedique a la concesión de hipotecas y otro tipo de préstamos a particulares y empresas.

BCE
El presidente del BCE, Mario Dragui. (Foto: EFE)

Según analistas consultados por este periódico, uno de los objetivos que busca el BCE es precisamente dinamizar el mercado inmobiliario. Los expertos destacan que, en condiciones normales estas políticas deberían estimular la demanda de vivienda produciendo un incremento de su precio medio en un 5%.

Para el consultor Eduardo Molet, fundador del instituto de formación inmobiliaria IFEM, hay otro factor que impulsará a las entidades a tratar de incrementar la concesión de créditos hipotecarios. Se trata de la situación de las economías emergentes, como Brasil, Argentina o Rusia.

En su opinión, a los grandes entidades españolas “se les está atragantando su expansión en estos mercados, lo que les lleva a replantearse cómo ganar dinero: si no pueden hacerlo en las economía emergentes, jugarán en casa e irán a lo de siempre, a lo seguro: las hipotecas”. “En definitiva”, ha señalado, “esta nueva crisis global viene vinculada al crédito hipotecario”.

El profesor de CUNEF Santiago Carbó, en conversación con OKDIARIO, ha descartado que ese aumento del precio de la vivienda se vaya a producir. El motivo radica en la alta tasa de paro juvenil en España, del 46,50% según las cifras de la Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al primer trimestre del año. En su opinión: “con un paro del casi 50% entre los jóvenes, es impensable que vayan a pedir hipotecas para comprar una casa”. De esta manera, la demanda no va a crecer entre uno de los grupos de población que más interesados podrían estar en adquirir una nueva vivienda.

Últimas noticias