Economía

Colau se carga 28 hoteles para fomentar el “decrecimiento” económico

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau (Foto: AFP)

El Ayuntamiento de Barcelona tumbará 28 proyectos hoteleros por encontrarse en zonas calificadas como áreas de “decrecimiento” o “mantenimiento”. La decisión, que se toma en el marco del Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos (Peuat), afecta a diferentes proyectos de inversores y cadenas hoteleras, según informa Expansión.

Según fuentes del sector, el equipo de Ada Colau se carga así proyectos que corresponden a cadenas hoteleras como Barceló, Hotusa, Núñez i Navarro, Majestic Group, Room Mate y Alting, así como a otros inversores, entre ellos el grupo Pérez Baquero; el ex consejero delegado de Desigual, Manel Adell; los antiguos dueños de Nubiola y el propietario de la cadena de gimnasios Arsenal. Entre las cadenas hoteleras afectadas también se encuentran One Shot Hotels y Grupotel.

Todos los proyectos afectados se encuentran en el centro de la ciudad, pero la mayoría de ellos están situados en la “Zona 1”, que comprende Ciutat Vella, la antigua izquierda y derecha del Eixample, parte del barrio de Sant Antoni, Poble Sec y la Vila de Gràcia. Este área se ha calificado como zona de “decrecimiento”; es decir, los proyectos afectados no podrán abrir ni siquiera en el caso de que se cierre alguno de los hoteles que ya están abiertos.

Esta obsesión por  el “decrecimiento económico” es compartida con la CUP y se basa en un concepto que fue creado en los años setenta del siglo pasado por el matemático rumano Nicholas Georgescu-Rogen. Se trata de una corriente de pensamiento que tiene como idea principal el disminuir “de forma controlada y progresiva la producción”, con el objetivo de “equilibrar” la relación entre los seres humanos y la naturaleza. La única forma de hacerlo es a través de la coacción y el control total por parte del Estado de la vida de los ciudadanos, la pesadilla orwelliana en estado puro.

Últimas noticias