Cebrián gana más de dos millones tras hundir la facturación de prisa

Juan Luis Cebrián
El presidente ejecutivo de Prisa, Juan Luis Cebrián. (Foto: EFE)
Comentar

En opinión de los sindicatos del Grupo Prisa, lo de Juan Luis Cebrián daría para un programa de misterio conducido por Iker Jiménez. ¿Cómo es posible que una empresa fuertemente endeudaba y con márgenes de beneficio tan bajos remunere a su presidente por encima de la media del sector?

Para que se hagan una idea, en 2015 el consejero delegado de Atresmedia, Silvio González, ganó 2,03 millones de euros mientras que Paolo Vasile obtuvo 2,56 millones. La pequeña diferencia radica en que mientras que sumadas Antena 3 y Telecinco sus beneficios alcanzan los 256 millones de euros, las ganancias de Prisa en el mismo periodo se sitúan en unos discretos 5,3 millones.

A pesar de ello, el presidente de Prisa y sus dos hombres de confianza; el CEO José Luis Saínz y el vicepresidente Manuel Polanco percibieron un total de 4,1 millones de euros, mientras la empresa editora del diario El País registraba en este mismo periodo un mínimo histórico en su facturación. De hecho, la cantidad percibida por estos tres ejecutivos equivale al 77% de su beneficio anual.

Aunque la empresa arrastra números rojos desde que “Janli” tomase el relevo al fundador Jesús de Polanco, sus emolumentos no han dejado de crecer. Este 2015 un total de 2,061 millones de euros han ido a su bolsillo a razón de un millón de euros en sueldo fijo y casi 972.000 euros adicionales por consecución de objetivos.

La documentación remitida a la CNMV recoge la retribución del máximo ejecutivo de esta cotizada en la que figuran otras partidas como 89.000 euros divididos entre una ayuda anual de 48.000 euros para gastos de vivienda en Madrid a pesar de que el presidente reside en la capital y otros conceptos. Su CEO ingresó 1,48 millones (750.000 de salario fijo y 725.000 en retribuciones variables a corto plazo) con una partida adicional de 5.000 euros, es decir, cuatro veces más de lo que percibió en 2014.

Manuel Polanco, vicepresidente y heredero del fundador de la empresa ganó 574.000 euros (307.000 de salario y 265.000 en variable). El próximo año, recuerdan las mismas fuentes, Cebrián ha optado por congelarse la parte fija de su sueldo, sólo cobrará un millón pero se reserva la misma cantidad en acciones de la empresa si consigue los objetivos que él mismo se ha marcado. Un cargo que ostentará hasta 2018 y que continuará hasta 2020, los dos últimos años sin funciones ejecutivas, tal y como consta en un hecho relevante de la propia Comisión.

Además, el consejo de administración ha determinado un nuevo canje de deuda por acciones del grupo a un precio que resulta de valorar los títulos a casi dos veces el importe de cotización actual. Se contempla la emisión de bonos convertibles por canje de hasta 150 millones de euros de pasivo a razón de 10 euros por cada título cuando en la actualidad apenas superan los 5 euros por acción.

Desde las fuentes consultadas por OKDIARIO se recuerda que lo percibido este año por Cebrián es poco si se compara con los 1,8 millones de euros que ganó cuando la empresa en 2014 perdió 2.000 millones de euros.

Cebrián, que fue cofundador de El País, se ha encargado de enfrentarse y despedir a históricos del periódico como Miguel Ángel Aguilar, Hermann Tersch, Arcadi Espada o Maruja Torres, al tiempo que traicionaba el legado de Jesús de Polanco y condenaba a la quiebra a una empresa que ha llegado a deber 6.0000 millones de euros, apuntan los sindicatos que afirman que lo único que le preocupa ahora al presidente es su colección de Ferraris y no contradecir al fondo americano que controla el capital de la compañía que en su momento fue un referente para todo el sector periodístico.

Últimas noticias