Requisitos para pedir financiación bancaria

Arbitraje
(Foto: GETTY/iStock).
Comentar

Como primera vía para conseguir financiación, las empresas acostumbran a dirigirse a entidades financieras. Es, hasta el momento, la forma más habitual y recurrente. Durante los años de crisis económica, los requisitos para obtener algún tipo de préstamo o crédito se han restringido. Por lo tanto, hoy es más complejo que hace unos años financiarse mediante esta vía. A continuación, mostramos los requisitos más habituales que se exigen en estas entidades:

Vincularse con la entidad

Es más probable que un banco facilite financiación cuantos más productos se contraten con él. Normalmente, al pedir un préstamo o crédito, la entidad exige que se realicen allí los ingresos del negocio, la confección de una tarjeta de crédito o que se contrate el TPV y los seguros necesarios para la actividad. De esa forma, se aseguran ser los receptores de los ingresos de la actividad y pueden controlar y seguir el funcionamiento de la compañía.

Presentar presupuestos de cada uno de los aspectos de la financiación

Especialmente en el caso de los préstamos, es imprescindible llevar presupuestos de los diferentes aspectos a financiar (obras, compra de algún material o maquinaria). El importe concedido será, como mucho, el equivalente a esta suma.

Mostrar el historial bancario

Es menos complicado conseguir financiación de aquella entidad financiera con la que se ha trabajado con anterioridad. Además, si miembros de la misma familia lo han hecho y han mostrado ser solventes, todo el proceso coge mayor velocidad. Por lo tanto, siempre se recomienda dirigirse a la entidad donde se tiene la mayor parte de la actividad para pedir la financiación. En caso que ésta la deniegue, entonces habrá que buscar otra. En este caso, dar fe del historial y la solvencia anteriores.

No haber contraído impagos de deudas

Las entidades tienen la posibilidad de acceder a registros como el ASNEF, donde se puede comprobar si la persona ha sufrido algún impago. En caso de ser así, debe justificarse el por qué e intentar dar mostrar que la solvencia actual es mayor que la de entonces. Igualmente, es muy improbable que nos den financiación si hay un historial negativo al respecto.

Demostrar capacidad de generar ingresos

A partir de datos objetivos del sector, presentar una estimación de los ingresos que se esperan obtener. De esa forma, se podrá estimar de forma más concreta la posibilidad de devolución del préstamo o crédito y el plazo que se precisará para hacerlo.

Presentar un plan de empresa

Realizar una explicación detallada sobre el tipo de producto que se va a comercializar, en qué sector, a qué precio se pondrá en el mercado, cómo se realizará todo el desarrollo del mismo y la campaña de marketing, cuáles son los objetivos y misión de la empresa… Hay que especificar todos aquellos aspectos relacionados con la actividad de la empresa, para que el departamento de riesgos de la entidad tenga el máximo de información posible. Mostrar transparencia es también una forma de ganarse la confianza.

Demostrar dotes de liderazgo y capacidad de convicción

La marcha de una empresa depende, en parte, del carácter y capacidades de quien emprende. Por lo tanto, lo que debe de hacer la persona que pide la financiación es “vender” la idea y mostrar total seguridad y confianza en el éxito.

Últimas noticias