Open de Australia 2019

Sorpresa en el Open de Australia: Tsitsipas se carga a Federer y se medirá a Bautista en cuartos

Federer
Tsitsipas celebra un punto ante Federer en el Open de Australia. (Getty)
Comentar

Tsitsipas ha vencido a Federer en octavos de final en cuatro sets (6-7, 7-6, 7-5 y 7-6).

Roger Federer ha caído. Stefanos Tsitsipas dio la gran sorpresa en el Open de Australia al cargarse al maestro en cuatro sets (6-7, 7-6, 7-5 y 7-6). El suizo venía jugando a un gran nivel en este inicio de temporada, pero se topó con el griego, una de las grandes promesas del tenis y llamado a ser el futuro número uno, que le aguantó a las mil maravillas y le dio la vuelta al marcador para apear a uno de los favoritos y medirse a Roberto Bautista en los cuartos de final.

No es fácil ganar al mejor jugador de todos los tiempos que, a sus 37 años, se ha reinventado para mantenerse en la cima del tenis. Tsitsipas supo sufrir y aguantó tras perder el primer set por 6-7 para terminar dando la sorpresa en la Rod Laver Arena. Era la primera vez que se enfrentaban en partido ATP, pero la primera vez que se vieron las caras fue hace unas semanas en la Copa Hopman. Allí se impuso Federer por un doble 7-6, en un partido tremendamente igualado donde la veteranía del suizo fue decisiva.

Esta vez Tsitsipas venía con la lección aprendida. El griego se tomó la revancha de aquel encuentro y logró dar la machada ante el seis veces campeón del Grand Slam australiano. Federer llegaba en un buen momento de forma y con el objetivo de levantar su séptimo trofeo en el primer grande del año, pero enfrente tenía a un hueso duro de roer que plantó batalla desde el primer instante.

Roger sudó para adjudicarse la primera manga, sin embargo, el número 15 del mundo no dio su brazo a torcer y le planteó un partido muy complicado al suizo. Con un juego muy similar al del helvético Tsitsipas consiguió igualar el choque a uno, también en el tie-break. El tercero se desarrolló de manera similar a los dos anteriores, pero esta vez, con 6-5 a su favor, el griego pisó el acelerador y le rompió el servicio a su rival.

Tsitsipas confirma la machada

Era la primera vez en todo el tornero que el suizo iba por detrás en el marcador, de hecho, hasta ahora, no había perdido ningún set y había ganado todos sus partidos en tres mangas. Pese a la dureza física del partido, la joven promesa helena aguantó mentalmente como si fuera todo un veterano. No parecía tener 20 años, todo lo contrario. Supo jugar y manejar su ventaja a la perfección, aguantando las embestidas del ex número uno del mundo que se tuvo que emplear a fondo para intentar evitar la derrota.

El maestro lo dio todo para vencer al alumno, se desfondó por completo, pero no fue suficiente. Tsitsipas dispuso de varias bolas de rotura en el tercer set, pero Roger sacó su mejor versión y las salvó. Una vez más el set se decidiría en el tie-break, el tercero del partido. El número 15 de la ATP comenzó por delante con una mini rotura, pero el suizo igualó en seguida. La bola de partido llegó con algo de confusión porque alguien del público había cantado fuera el golpe del suizo y despistó al griego que tuvo que pedir el ojo de halcón. A Stefanos no le tembló el pulso y cerró el partido en el primer match point que tuvo para confirmar la sorpresa.

Últimas noticias