TENIS: TORNEO DE DOHA

Garbiñe no puede con Kvitova en la final de Doha

Garbiñe Muguruza
Garbiñe Muguruza cayó en la final de Doha contra Petra Kvitova. (AFP)
Comentar

Garbiñe Muguruza no pudo con Petra Kvitova, que fue de menos a más, y se llevó el título en Doha tras imponerse por 6-3, 3-6 y 4-6. La checa, que regresará este lunes al top-10, firmó un primer set horrible pero mejoró y no dio opción alguna a la española en los dos siguientes. La pupila de Conchita también jugó un buen tenis pero no supo aprovechar sus oportunidades en los dos últimos sets y acabó sucumbiendo.

Tenía ante sí la oportunidad de ganar su primer título del año. Enfrente estaba Petra Kvitova, una de las rivales que peor le van a la española. Le ganó en el primer enfrentamiento entre ambas en las WTA Finals de Singapur en 2015. Desde entonces se habían visto las caras tres veces y las tres cayeron del lado de la checa. Las dos venían en su mejor momento del curso. La checa acumula la segunda mejor racha de su carrera, con 12 victorias consecutivas (13 con esta).

El partido no pudo empezar mejor para la que, desde este lunes, será número tres del mundo, que se puso 5-0. La mejor Garbiñe estaba anulando a su rival, que se había plantado en la final tras eliminar a tres top-10, entre ellas a la número uno Caroline Wozniacki. Kvitova estaba completamente desaparecida, como así lo indicaban sus cuatro dobles faltas en apenas dos juegos.

No se encontraba cómoda con su servicio, una de sus grandes armas, y la española no desperdició las oportunidades. Con el set encarrilado (5-0), despertó Kvitova y se apuntó los tres siguientes juegos, aprovechando la única bola de break que le concedió Muguruza en todo el primer set. La actual número 21 de la WTA entró tarde al partido y su reacción no fue suficiente para levantar la primera manga.

A la segunda fue la vencida. Con 5-1 Garbiñe no pudo cerrar el set y la checa le hizo un break. Pero todavía le quedaba una vida más y la aprovechó. Segura con el saque y firme desde el fondo de la pista puso el lazo a un primer set casi perfecto (6-3), en el que la clave estuvo en su acierto en las bolas de break, su solidez y concentración y en los errores de la tenista checa, que sumó hasta 15 errores no forzados.

Despierta Kvitova

El segundo set fue otro tema. Kvitova mejoró notablemente, aunque seguía cometiendo algunos errores al saque. Con 1-1 Garbiñe tuvo bola de break para ponerse por delante. Resistió con buenas defensas desde el fondo de la pista y llevó al límite a la checa, que se acabó llevando el juego. Pero el cansancio empezaba a pasar factura. Muguruza, más descansada tras no jugar la semifinal por retirada de su rival, hizo valer su frescura de piernas para ponerla contra las cuerdas en la segunda manga.

Garbi apretaba pero no terminaba de meterse en la pista para dominar con su juego. Con 2-2 volvió a tener bola para romper el servicio, pero Petra sacó su mejor tenis en el momento más delicado y solventó los problemas. Al siguiente juego se cambiaron los papeles. La española cometió dos dobles faltas y concedió las primeras pelotas de break. Consiguió salvar las dos primeras, en parte gracias a los errores de su rival, pero cedió una tercera y Kvitova no perdonó y se apuntó el 2-4.

Aparecieron los primeros fantasmas para la número cuatro de la WTA. Tuvo dos bolas de break en el séptimo juego, sin embargo, no fue capaz de aprovecharlas –cosa que sí hizo en el primer set– debido al alto nivel mostrado por la tenista de Bílovec, que lo celebró con rabia y se quedaba a un paso de ganar la segunda manga. Muguruza salvó su servicio pero no pudo romper a la checa que igualó el encuentro.

Garbiñe, a la desesperada

Kvitova estaba restando y sacando a las mil maravillas, había recuperado su mejor nivel y anuló a Garbiñe que tuvo que pedir la presencia de Conchita en la pista de cara al último set porque se quedó sin ideas. Igual que en el primer set empezaba sacando la española. Sufrió, incluso concedió una bola de rotura, pero supo darle la vuelta para empezar el tercer set con buen pie.

Muguruza seguía sin encontrarse cómoda, mientras Petra continuaba mostrando un altísimo nivel. Otra vez salvó dos bolas de break a favor de la española, que terminó sucumbiendo en el quinto juego ante la checa. Pese a tener más minutos en sus piernas, la número 21 del ranking WTA se mostraba muy cómoda con los intercambios largos, que casi siempre caían de su lado, y se apuntó la primera rotura del set para ponerse por delante (2-3).

La tenista nacida en Caracas tuvo que pedir tiempo médico por unas molestias en la rodilla, que le obligaron a jugar el resto del partido con aparatoso vendaje. Garbiñe Muguruza no encontraba la manera de romper a Kvitova, pese a estar desplegando un buen tenis. Empezaba a desesperarse porque la checa no daba su brazo a torcer, no había manera de meterle mano a su servicio. “Pela como un animal”, le dijo Conchita. Y así lo hizo. Pero no pudo remontar y la checa se llevó el partido y el título en Doha tras apuntarse el tercer set por 4-6.

Últimas noticias