Atlético de Madrid 1-3 Real Madrid: Liga Santander

Las cinco claves por las que el Real Madrid ganó el derbi

Las cinco claves por las que el Real Madrid ganó el derbi
Los jugadores del Madrid celebran un gol (EFE)
Comentar

El Real Madrid ganó al Atlético en el Metropolitano y se pone segundo en Liga. El buen momento de sus jugadores, clave para la mejoría del club blanco. La efectividad, la concentración o el dominio del centro del campo ayudaron a la victoria de los de Solari en el Wanda

El Real Madrid sigue imparable. El equipo blanco confirmó este sábado, en el difícil derbi madrileño en el Metropolitano, su mejoría y sigue lanzado en todas las competiciones, poniéndose ya a cinco puntos del Barcelona en Liga. Y, a la vez, está en semifinales de Copa del Rey y en octavos de Champions.

El conjunto de Santiago Solari arrolló con brillantez al Atlético de Madrid (1-3) y consiguió su quinta victoria consecutiva en Liga, algo que hasta ahora no había firmado en lo que va de temporada. El gran partido del Real Madrid confirma que los blancos están al máximo nivel para afrontar el tramo importante de temporada.

La victoria ante el Atlético de Madrid, que no había perdido nunca en esta Liga en el Wanda Metropolitano, fue también el triunfo de Santiago Solari, que he hecho del Real Madrid ahora un equipo sólido y fiable. La victoria en el Wanda Metropolitano se basó en varias claves.

La efectividad

El Madrid ha recuperado el buen juego pero también el olfato ofensivo y goleador. Los blancos marcaron tres goles al Atlético, pudieron ser más, pero el índice de efectividad fue alto. El Madrid fue un puñal en las áreas con un Vinicius estelar en la primera parte, un Benzema siempre enchufado y un Bale, en la segunda parte, letal. Pocos jugadores han mareado tanto a centrales como Godín y Giménez que los Vinicius, Benzema, Lucas o Bale.

Balón parado

El Real Madrid comienza también a mejorar en un aspecto fundamental y que tantos éxitos ha dado a este equipo en los últimos años. De una acción a balón parado salió el primer gol blanco, vital para el partido. En un córner, todos se fueron a por Sergio Ramos, demostrando el miedo que se le tiene al capitán blanco, y aún así el camero se revolvió. Casemiro, solo, marcó.

Dominio en el centro del campo

Solari sacó al centro del campo que tan buen resultado le dio a Zidane (Casemiro, Kroos y Modric) y cuando estos tres están bien, pocos equipos pueden superarle. El Madrid dominó por completo un centro del campo que también regaló Simeone, porque la baja de Rodri fue una losa muy importante para el Atlético. Error del Cholo.

Concentración

Este Real Madrid ya no se desconecta en mitad de los partidos y tampoco pierde la onda cuando las cosas se ponen más difíciles. Después de todos los problemas de esta temporada, Solari ha conseguido inyectar concentración a sus jugadores. El Madrid supo sufrir cuando había que hacerlo (especialmente con 1-2 en la segunda parte) y logró centrarse al máximo con el resultado apretado. Aguantó la tensión del duelo, la presión del Metropolitano y acabó imponiéndose por tener paciencia en esos momentos.

Los cambios

Solari era el debutante y Simeone el ya experto en los derbis, pero el primero ganó al segundo. Al Cholo se le atragantan cada vez más la lectura de los duelos ante el Real Madrid. Este sábado quitó a Morata por Kalinic cuando el español estaba en su mejor momento. Simeone prefirió quitar la rabia y peligrosidad que llevaba en ese momento tenía Morata para sacar a un Kalinic que no aportó absolutamente nada.

Por su parte, Solari vio muy bien que Vinicius había llegado a su tope, que estaba muy cansado, y le dio relevo por un Gareth Bale que si bien no salió muy a tono, según pasaron los minutos se fue enchufando y volvió a marcar otra vez.

Últimas noticias