Euroliga

El Real Madrid pierde la batalla de Moscú en un final polémico

real madrid
El Real Madrid perdió el segundo puesto en Euroliga con polémica.

El Real Madrid ha perdido por 82-78 en su visita a Moscú, en un partido correspondiente a la 22ª jornada de la Euroliga, mostrando menos pericia en un duelo de vigor pero tras el que se ha visto adelantado por el CSKA en la parte alta de la clasificación

El Real Madrid ha perdido por 82-78 en su visita a Moscú, en un partido correspondiente a la 22ª jornada de la Euroliga, mostrando menos pericia en un duelo de vigor pero tras el que se ha visto adelantado por el CSKA en la parte alta de la clasificación.

De esta manera, los pupilos de Pablo Laso cedieron ante un rival con Nando De Colo como hombre más destacado, merced a sus 21 puntos. En una cita directo para el devenir del ‘Top 4’ de la fase regular, los madrileños bajaron a la tercera plaza y ser rebasados por los moscovitas, ambos con balance de 17-5).

El conjunto merengue sí terminó acusando la ausencia de Sergio Llull, que aún arrastra molestias en un abductor, así como la baja del ala-pívot Trey Thompkins también por lesión. Laso tuvo ahí que exhibir profundidad de banquillo y ala-pívot estadounidense Anthony Randolph se convirtió en el gran foco del ataque.

Pero para llegar al objetivo de la victoria, el CSKA no lo ponía nada fácil. Un parcial de 7-0 de inicio obligó a los visitantes a despertarse de la siesta. Y es que casi dos minutos tardó el Real Madrid en anotar sus primeros puntos, gracias a una canasta de Fabien Causeur para espolear a los suyos.

En las filas locales, Othello Hunter replicaba en la ‘pintura’ y Daniel Hackett desde la lejanía, en un primer cuarto donde los de Laso fueron a remolque hasta los últimos compases. Un triple de Nando De Colo casi sobre la bocina evitó que los anfitriones se marcharan por debajo a la primera pausa (del 19-20 al 22-20).

Sin embargo, la insistencia de De Colo necesitaba más apoyo del exmadridista Sergio Rodríguez, éste con pocos minutos, y el CSKA se estancó en su puntuación cuando todavía faltaban 3:31 para el descanso. El temple de los visitantes surtió efecto para obtener ciertas ventajas (31-34 y 32-40), con Felipe Reyes haciéndose fuerte bajo tableros.

La labor de Reyes capturando rebotes maquilló una mala estadística del Madrid en ese apartado, algo que a la postre acabó pagando caro en el marcador. El despertar anotador de Klemen Prepelic, principal responsable de ponerse +8 con un par de triples seguidos, rebajó los ánimos del Megasport Arena tras consumir los 20 primeros minutos (34-40).

En el tercer periodo, Hackett siguió inspirado de cara al aro y además encontró ayuda en el lanzamiento exterior, por parte de Cory Higgins y de Will Clyburn. Entre los tres fraguaron un parcial acumulado de 30-21 que volvía a igualar la contienda, dejándolo todo para un cuarto periodo de infarto.

Los vaivenes del equipo blanco en ese último cuarto parecían su sentencia, llegan a estar siete por abajo (77-70); aunque los de Laso reaccionaron de la mano de Rudy Fernández y, sobre todo, de un Facu Campazzo soberbio en el dominio de los tempos e incluso en la anotación.

Él mismo hizo una ‘bombita’, tras penetración, para establecer el 77-76 y justo después asistió a Gustavo Ayón para que éste pusiera el 79-78, con un tiro a la media vuelta. No obstante, los rusos lucieron destreza en los tiros libres y el Madrid se ahogó en la orilla.

Ni fuerzas tuvieron los de Laso para reclamar una posible falta sobre Jaycee Carroll en los segundos definitivos, cuando el marcador iba 81-78 y el escolta yanqui -con pasaporte azerbaiyano- se había levantado para el triple. Aunque se quejó de que habían golpeado su muñeca, el lance no se sancionó y ahí murió el encuentro.

El equipo madridista no gana a domicilio al CSKA desde hace 11 años y ya ha caído, con la derrota de este viernes, en sus últimas seis visitas a esa pista de Moscú. Deberán recobrar pronto el nivel competitivo de las últimas los pupilos de Laso, pues la Copa del Rey en casa está al caer.

Últimas noticias