Volvió a ser suplente ante el Leganés

Isco, visto para sentencia

Isco Alarcón
Isco Alarcón

Isco sigue sin disfrutar de minutos de importancia. El jugador del Real Madrid sigue contando muy poco para Solari y en Copa del Rey volvió a ser suplente. Jugó 19 minutos y salió con el 2-0.

Isco Alarcón no levanta cabeza. El jugador del Real Madrid sigue sin encontrar su hueco en los planes de Solari. Volvió a ser suplente ante el Leganés, partiendo desde el banquillo por decimocuarta vez en los 16 partidos que ha dirigido el técnico desde que subió al primer equipo. En la ida de octavos de Copa, apenas dispuso de 19 minutos, que fueron insignificantes, pues entró ya con el 2-0 en el marcador a favor de los madridistas.

El jugador saltó a calentar tarde. Los blancos mandaban en el marcador gracias a un gol de penalti y no estaban haciendo un partido muy vistoso que se diga. Sin embargo, antes de que el malagueño saltase al césped en el minuto 71, el Madrid puso el segundo, gracias a un error de Bustinza que aprovecharon entre Benzema y Vinicius para que Lucas la mandara al fondo de la red.

La situación de Isco sigue complicándose. Solari piensa que no trabaja lo suficiente y por eso le aparta del once. El técnico continúa sin darle oportunidades y, cuando sale, apenas tiene incidencia. Frente al conjunto pepinero estuvo a punto de hacer un gol en los minutos finales, pero el resto del tiempo lo pasó sin pena ni gloria por el verde.

El jugador se ha encontrado con que cuenta mucho menos de lo que pensaba para el argentino. Durante los primeros partidos tenía menos minutos de los que un jugador de su calidad merece, pero la situación ahora se ha vuelto más insostenible si cabe. Y, es que, pese al cuadro de bajas que presentan los madridistas, Isco sigue sin ser titular, lo que lleva a pensar que con Solari en el banquillo, está sentenciado.

Desde la plantilla, los pesos pesados consideran que debe dar más. Saben que puede llegar a ser un jugador muy importante para los intereses del equipo. Sin embargo, su esfuerzo estaría por debajo de lo que se le debe exigir y creen que está desperdiciando su enorme talento.

La sensación que hay en el club es similar. Todavía confían en que el Isco puede dar más de sí mismo y no piensan venderle en este mercado invernal. Desde la entidad esperarán a ver lo que sucede de aquí al final del curso. Una vez termine la temporada, se valorarán los resultados y se estudiará la situación del jugador. Entre otras cosas, será importante la opinión y los planes que tenga para él el nuevo entrenador.

Últimas noticias