El Real Madrid reaccionó esta semana

El Real Madrid sufre un cambio radical… en siete días

Solari
Solari le cambia la cara al Madrid.
Comentar

El Real Madrid reaccionó tras la debacle en Eibar y superó con buena nota la exigente semana ante Roma y Valencia

El Real Madrid se ha enganchado a la Liga Santander tras la victoria ante el Valencia

Hace siete días el Real Madrid era un desastre. La dolorosa derrota en Eibar, cayendo goleados ante uno de los equipos más humildes de la Liga, dejó al equipo blanco KO, hundido y con grandes y merecidas críticas por su hundimiento en Liga.

Sin embargo, el fútbol va muy rápido y el pasado se olvida pronto. Tras caer en Ipurúa, el Madrid era consciente de que la vida seguía adelante y lo hacía con una semana de exigencia máxima, alternando dos partidos de Champions y Liga de gran dificultad.

Y el cambio ha sido total. Ya no son solo las dos victorias ante Roma (0-2) y Valencia (2-0) sino la forma en la que se hicieron. Tanto en el Olímpico en Champions como en el Bernabéu en Liga, el Real Madrid demostró que puede ser un equipo fiable. No encajó ningún gol, creó numerosas ocasiones, hizo dos partidos serios, con gran compromiso por parte de todos los que jugaron. Todo ello derivó en una eficacia del sello Solari, que lleva seis victorias en siete partidos.

Solari cambió la idea y el método

El tropiezo en Eibar fue duro pero ya está olvidado. Dos victorias convincentes ante dos equipos que juegan Champions han devuelto la confianza en un Real Madrid que sufre cambios de forma lenta pero eficientes. El cambio no llegó por casualidad, sino por una modificación en la idea existente.

El club pidió mano dura a Solari, tal y como les adelantó OKDIARIO, y el técnico argentino ha ido cambiando roles y métodos. El argentino no se ha casado con nadie y ha dejado fuera a Isco en Roma y también suplente ante el Valencia, al igual que Asensio. Solari no se achicó ante la toma de decisiones que sabía que le iban a perjudicar de cara al ambiente diario.

En su lugar, Solari dio paso a jugadores que hasta ahora habían tenido poca participación. Marcos Llorente es el caso más claro, pero también ha tenido minutos Fede Valverde y se ha dado continuidad a Lucas Vázquez o Dani Ceballos.

Todas esas decisiones, así como el ADN del Real Madrid de crecerse en compromisos con rivales difíciles así como en situaciones complicadas, han llevado al equipo blanco a olvidar el desastre en Eibar y recuperar buenas sensaciones. No hay que olvidar que el equipo blanco está en octavos de Champions ya y como primero de grupo y que en Liga, pese a su mala racha, en el peor de los casos estará a seis puntos del liderato (a cinco del Barcelona).

Temas

Últimas noticias