Liga Santander

Real Madrid – Levante: toca levantarse

Real Madrid – Levante: toca levantarse
Comentar

El Real Madrid vuelve a la Liga tras un beneficioso parón de selecciones en el que ha enfriado la crisis de resultados y juego que tenía

Ante el Levante, Lopetegui está obligado a convencer a un Bernabéu en el que el Real Madrid solo ha encajado un gol y aún no ha perdido

Vuelve la Liga y lo hace con un Real Madrid con un nuevo chip, el que da la reflexión durante dos semanas que enfrió una crisis de juego y resultados que dejaron a los blancos KO, con cuatro partidos consecutivos sin ganar (tres derrotas) y serias dudas en su plantilla y banquillo, las que se pretenden expulsar en el duelo de este sábado ante el Levante (13:00 horas).

Obligados a ganar y convencer, el Madrid se reencuentra con el Bernabéu, que examinará a su equipo en dos partidos (este sábado y el martes ante el Viktoria Plzen en Champions) antes del duelo que marcará al club blanco, el del Camp Nou. Antes de ir a Barcelona, los de Lopetegui tienen un encuentro de esos ‘tramposos’ en los que la confianza es el peor enemigo.

Levantarse no es una opción, es una obligación, y más al ver la clasificación (a dos puntos del líder Sevilla y a uno de Barcelona y Atlético) y la novena jornada de Liga, donde el Barça recibe al club andaluz y los rojiblancos tienen una difícil visita a Villarreal. Es, a priori, una fecha propicia para el Real Madrid, que pese a su mala racha antes del parón FIFA está aún muy vivo en Liga.

La obsesión del gol

En el club blanco hay una obsesión que ronda ya varios partidos: el gol. Si el Real Madrid llega al minuto 55 del partido ante el Levante sin hacer un tanto, habrá superado la peor racha histórica (7 horas y 23 minutos) sin hacer algún gol. Ahora está en 6 horas y 49 minutos, el tiempo que engloba los duelos ante Sevilla, Atlético de Madrid, CSKA de Moscú y Alavés, así como la segunda parte ante el Espanyol.

Pero eso, gracias al parón por selecciones, está ya muy lejos. Lopetegui se tambaleó con la derrota en Vitoria pero aguantó con el reto de cambiar al equipo en estas dos semanas. Al técnico vasco se le exige un cambio de rumbo, también de juego, sin tanta posesión inútil y con más mordiente arriba. No solo se trata de controlar los partidos, algo que el Real Madrid hace desde el inicio de la temporada, sino hacerlo de forma provechosa y no de una manera estática como en los últimos partidos.

A diferencia del año pasado, donde el Santiago Bernabéu fue a veces más un calvario que una ayuda para el Madrid de Zidane, este año el templo blanco parece clave en los objetivos de su equipo, que sigue con plenas opciones en Liga. Aún no ha perdido en Chamartín, con cuatro victorias y un empate, y lo más importante, solo recibió un gol, además de penalti. La rocosidad del Bernabéu es clave para que este Madrid vuelva a reengancharse con su afición.

¿Turno para Mariano?

Sin que haya confirmación oficial, el del Levante puede ser el duelo en el que Lopetegui se atreva a dar una oportunidad a los jugadores menos habituales, también aprovechando las lesiones o molestias de titulares hasta ahora indiscutibles (Carvajal, Bale y Benzema). Mariano podría colarse en el once, escoltado por un Asensio necesitado de una gran actuación. Bale podría salir también de inicio, aunque quizá el riesgo sea mayor. El resto del equipo será el esperado, con el regreso de Marcelo al lateral izquierdo y Odriozola en el derecho. En la portería estará Courtois, porque esto es Liga.

Solo una vez ganó el Levante en el Bernabéu (0-1 en 2007), una Liga que acabó ganando el Real Madrid de forma milagrosa con Fabio Capello en el banquillo. El conjunto valenciano, en mitad de tabla, amenaza con incendiar el Bernabéu con un equipo alegre y jugadores peligrosos, especialmente Morales, uno de los futbolistas que mejor han arrancado esta Liga. Bardhi, con su intimidación en los lanzamientos de falta, o Roger, al frente del ataque, son otras referencias de un Levante que, sin embargo, no debería crear alarma en el Bernabéu.

A menos de diez días para el Camp Nou, el primer partido en Barcelona se juega en Madrid. De nada servirá ganar al Barça si antes con el Levante se pinchó. El Clásico se juega en tres actos, este sábado ante el Levante, el martes ante el Viktoria Plzen y el domingo en el Camp Nou. A Lopetegui se le dio crédito para afrontar, con garantías, estos tres encuentros. El reto ahora es aguantar, crecer y convencer. El Madrid está obligado a levantarse. Si también cae este sábado, el terremoto reaparecerá.

Últimas noticias