El vasco comienza su andadura como entrenador

Alucinan con Xabi Alonso

Alucinan con Xabi Alonso
Comentar

Xabi Alonso ha comenzado su andadura como entrenador en el Infantil A del Real Madrid

El donostiarra ha tenido a los mejores maestros como técnicos

Pocos jugadores pueden decir que han aprendido de los mejores. Muy pocos han tenido el privilegio a lo largo de su carrera de estar a las órdenes de algunos de los entrenadores más laureados y prestigiosos de la historia del fútbol. En cambio, Xabi Alonso, entrenador del Infantil A del Real Madrid, ha podido adquirir lo mejor de cada uno de ellos. Raynald Denoueix, Rafa Benítez, Manuel Pellegrini, Luis Aragonés, Vicente del Bosque, Mourinho, Ancelotti, Guardiola o Juup Heynckes, entre otros, han sido los maestros de un técnico que da ahora sus primeros pasos en el mundo de los banquillos.

Xabi vivió su primer partido oficial como entrenador del primer infantil madridista ante el Atlético de Madrid. Todo un derbi disputado en el Cerro del Espino en el que se terminó llevando la victoria gracias al despliegue técnico y físico de un grupo de jugadores que alucinan con un Alonso al que no hace tanto veían en la televisión vistiendo la camiseta de Real Madrid, Bayern y España, y ahora le tienen como entrenador y maestro. Los pequeños jugadores flipan con el tolosarra como técnico, aunque no son los únicos. Los padres, siempre tan importantes en esas edades, también están encantados con esta situación. Se ha ganado a todos en muy poco tiempo.

El triunfo ante los rojiblancos permite al Infantil A dar un golpe en la mesa en la primera jornada del campeonato, ya que en la categoría ganar al Atlético de Madrid, máximo rival, a domicilio facilita mucho las cosas para terminar logrando el objetivo. Y es que, por La Fábrica se tienen muchas esperanzas puestas en un equipo que tiene en plantilla perlas como el central Jacobo Ramón, los centrocampista Hugo de Llanos, Bruno Pérez y Elyaz Zidane o el delantero Marcos Aceituno, que hizo un auténtico golazo ante los rojiblancos. Todos dirigidos por un Xabi que está poniendo en práctica todo lo adquirido en su etapa como jugador.

En el Cerro comenzó a demostrar que va a ser un técnico cercano con sus jugadores, activo en la banda y con muchas ganas de aprender e ir creciendo poco a poco con el objetivo de llegar algún día a la élite y quién sabe si al banquillo del Santiago Bernabéu. Lo que es seguro es que de todos los entrenadores que ha tenido a lo largo de su carrera ha podido sacar algo diferente.

La disciplina de Benítez y Mourinho

Rafa Benítez fue el hombre que se lo llevó a la élite más absoluta tras haber estado cerca de tocar el cielo con la Real Sociedad. De su mano ganó su primera Champions con el Liverpool y comenzó a convivir en el día a día con un trabajador incansable. Después, en el Real Madrid, se cruzó con otro enfermo de su profesión como es Mourinho.

Del portugués pudo sacar la ambición por ganar. La intensidad máxima. Esas charlas motivacionales en partidos intrascendentes donde el equipo se podía relajar y esa tranquilidad en las grandes citas. En definitiva, el estar siempre alerta y alimentarse de la victoria.

Los conceptos de Guardiola

“Vengo a aprender de Pep y ser mejor jugador”, aseguró Xabi en su presentación como futbolista del Bayern tras dejar el Real Madrid. Y seguro que el Alonso entrenador tiene cositas del Pep que tuvo como técnico en Alemania. El donostiarra siempre ha destacado la obsesión del catalán por el fútbol, la intensidad que le pone a todo y su gusto por el balón.

Ante el Atlético de Madrid se vio a un Xabi pendiente de que sus chicos tocasen la pelota con criterio y velocidad. Intentó que en ningún momento se rompiese el equipo y, cuando el rival más apretaba, los madridistas templaron los ánimos del contrincante apoderándose de un balón que pasaba de un lado a otro con sentido. La influencia de Guardiola también está en Alonso.

El trato de Ancelotti y Del Bosque

Por último, a la hora de adquirir conceptos de como se debe lidiar con los siempre complicados futbolistas seguro que recuerda como lo hacían Ancelotti y Del Bosque, dos maestros de tener a sus vestuarios contentos y, a través de eso, llegar a la victoria.

A Xabi le gusta hablar con sus chicos. Los espera cuando salen del vestuario. Da indicaciones y los escucha. Algo siempre importante. Tener al futbolista contento ayuda a que éste esté comprometido, lo que facilita que el éxito termine llegando.

Últimas noticias