Bruno empujó claramente al madridista

Estrada y el VAR se comieron un penalti a Asensio

Asensio
Comentar

Al no ser una acción clara y objetiva, y sí interpretable, el VAR no actuó

El VAR ha solucionado muchas cosas en el fútbol español y está llamado a cambiar el fútbol, pero en el Santiago Bernabéu se siguen escapando acciones controvertidas. Estrada Fernández  y sus asistentes de campo y vídeo se comieron un penalti claro de Bruno González a Marco Asensio, ya con 2-0 en el marcador, después de una acción en la que el central derriba al ’20’ madridista sin ánimo de jugar el balón.

Una carrera por banda de Asensio prometía un final feliz para el Real Madrid, pero Bruno, central contundente donde los haya, se cruzó sin tocar en ningún momento el balón y sí empujando a Marco para apartarle de la trayectoria del balón. Estrada Fernández no dudó e indicó al portero del Getafe que siguiera con el juego, pero el empujón existió y debió ser señalado como penalti.

Entonces, ¿por qué el VAR no corrigió al colegiado? Sencillamente, se trataba de una acción interpretable, en la que Estrada Fernández consideró que el empujón de Bruno, o forcejeo entre ambos jugadores no fue susceptible de ser sancionado, y al no ser una acción clara y objetiva, decidió no llamar la atención del árbitro y ayudar a la señalización de la pena máxima.

Últimas noticias