Manchester United-Real Madrid

Al Real Madrid se le atragantó el gol: 15 remates y sólo un tanto

Al Real Madrid se le atragantó el gol: 15 remates y sólo un tanto
Benzema intenta un remate frente al United. (AFP)
Comentar

El Real Madrid despierta los fantasmas del pasado al evidenciar su falta de pegada.

Primer partido de la pretemporada y mismas sensaciones que la pasada campaña: gran juego y poco gol. El Real Madrid de Lopetegui inicia su preparación de cara al próximo curso con una injusta derrota que no merecieron, pero que encajaron por una notoria falta de acierto de cara a puerta. Sólo Benzema evitó que los blancos se fuesen del Hard Rock Stadium de Miami con un rosco en el luminoso. Y es que, de 15 disparos, sólo tres fueron entre los tres palos.

El Real Madrid lo intentó desde los primeros minutos. Con un tridente formado por Bale, Benzema y Vinicius apoyado por una enorme profundidad desde ambas bandas, los blancos crearon y dispusieron de ocasiones de sobra para doblegar a los de Mourinho. Pero no hubo manera. En la segunda mitad, pese al asedio total sobre la portería de De Gea y con Borja Mayoral y Raúl de Tomás compartiendo dupla de ataque, hicieron que regresen los fantasmas del pasado.

El conjunto madridista disparó un total de 15 ocasiones a lo largo de los 90 minutos que duró el encuentro. Sin embargo, David de Gea apenas tuvo trabajo. De ellas, nueve se marcharon lejos de la portería, tres fueron a puerta y otros tantos fueron interceptadas por los de Mourinho. Sólo Benzema, en un buen centro de Theo Hernández por la izquierda, logró batir al meta español.

Fue sobre todo en la segunda mitad cuando de más opciones dispuso. Mayoral salió con ganas. Rápido hizo notarse sobre el césped, intentando marcar. No lo logró. Tampoco lo hizo el que fue su compañero en el ataque blanco durante los últimos minutos. Raúl de Tomás dio que hablar al lucir en su camiseta sus iniciales (como ya hiciera el pasado año en el Rayo Vallecano), pero lo cierto es que creó verdadero peligro sobre la portería del United.

Desde que R.D.T. saltó al terreno de juego no dudaba en lanzar buenos desmarques, que siempre generaban situaciones peligrosas. Como buen killer, se mostró ambicioso y no dudaba a la hora de pegarla cuando recibía. Tanto tenía el gol en la mente, que llegó a celebrar uno, aunque la pelota se había marchado fuera. Asensio se la puso desde la izquierda y ganó la posición al muro defensivo plantado por Mourinho para marcar. Lo difícil, ciertamente, era fallar.

La temporada aún no ha empezado y los más alarmistas ya se acordarán de Cristiano Ronaldo. Los blancos han demostrado tener la pólvora mojada durante este primer encuentro de la gira estadounidense, como hicieron a lo largo de gran parte de la pasada campaña. La clara diferencia, es que el equipo aún está en pleno rodaje y que hay margen de mejora hasta que se jueguen el primer título de la temporada.

Últimas noticias