Dimisión Zidane

Bombazo: Zidane se va del Real Madrid

Zinedine Zidane ha decidido dejar el Real Madrid tras dos años y medio al frente de su banquillo. En una sorprendente convocatoria de prensa, el técnico francés anunció su decisión dejando un bagaje histórico en el club blanco con tres Champions League, una Liga, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa y una Supercopa de España.

Respetado y admirado por sus jugadores, el anuncio de su marcha ha pillado a todo el madridismo por sorpresa tras vivir la era más gloriosa de la época moderna en el club. Los síntomas de desgaste en el equipo se habían evidenciado en los últimos meses tras perder de forma decepcionante las opciones en Liga y Copa del Rey.

Los blancos salvaron la temporada con nota alcanzando el hito histórico de la tercera Champions consecutiva, pero Zidane no está convencido de continuar. El técnico sabe que tendrá que acometer severos cambios en una plantilla que se ha podido quedar sin hambre y que ha evidenciado gestos de poca complicidad tras las controvertidas declaraciones de Cristiano Ronaldo y Gareth Bale tras la consecución de la Decimotercera.

Zidane llegó al Real Madrid como un regalo de Reyes en 2016 tras una época oscura con Rafa Benítez al frente. Inmediatamente fue capaz de cambiar el semblante del equipo sacando el mejor rendimiento de sus jugadores, peleando por la Liga hasta la última jornada y ganando la Champions en Milán al Atlético en la tanda de penaltis.

El francés no se arrugado a la hora de tomar decisiones. James Rodríguez, Gareth Bale o Isco han conocido de primera mano lo que es perder su puesto de indiscutibles, mientras que otros jugadores han visto crecer su rol y su confianza gracias al cariño de Zizou como ejemplifican Casemiro, Keylor Navas o Carvajal.

Los capitanes Sergio Ramos y Marcelo nunca han eludido un elogio hacia Zidane ni en los peores momentos. El Bernabéu también ha respetado el embrujo del francés, que jamás fue pitado en el coliseo blanco, pese a controvertidas decisiones como mantener a Benzema como titular contra viento y marea.

Zidane, como ya hiciese como jugador, ha decidido su destino y el momento de su marcha. En los terrenos de juego se marchó en plenitud de forma firmando un espectacular Mundial de Alemania 2006 con la mancha de la expulsión en su último partido. En el banquillo madridista ha seguido el mismo camino y se va en lo más alto. Las llaves del Bernabéu siempre estarán en su mano si algún día desea volver. El Madrid nunca olvidará al equipo que forjó Zizou desde el banquillo.

Últimas noticias