MÁLAGA - REAL MADRID: LIGA SANTANDER

Benzema no le marca ni al colista

benzema-malaga
Benzema se lamenta por una de las ocasiones falladas en La Rosaleda. (AFP)
Comentar

Cinco tiros, cero goles… una vez más. Karim Benzema no pudo marcar ni al colista de la Liga y no será que no lo intentó desde el mismo minuto 1 cuando demostró que iba a seguir con la puntería desviada con un disparo flojo desde la frontal.

El rótulo de las cámaras de televisión comparaba la pobre realidad del francés esta temporada: llevaba un gol más que su homólogo en el Málaga Diego Rolan. Cinco goles (dos de penalti) del francés frente a cuatro del ariete uruguayo, del equipo además menos goleador de la competición doméstica.

Tuvieron que pasar apenas menos de cuarto de hora de juego cuando Benzema disfrutara de la segunda, esta vez más escorado pero acabó del mismo modo, en línea de fondo. Apenas cuatro minutos después el ex madridista Miguel Torres le bloquearía un tiro que parecía ir a puerta, mientras que antes del 0-1 tendría una más con un cabezazo sin apenas mordiente.

Ahí acabó prácticamente toda participación del Real Madrid en ataque en esta primera mitad -y por lo tanto del francés en el juego combinativo siquiera-, mientras que el Málaga buscaba el empate en esta recta final de la misma.

Todo empeoró en la segunda…

En la segunda parte se notó estar desconectado de cara al gol este curso cuando un defensor malacitano se le adelantó sin esfuerzo después de que Lucas Vázquez le había servido el segundo en bandeja para cerrar el partido y a renglón seguido perdió otras dos ocasiones de peligro al controlar mal el esférico en una y pasar mal en otra. Sin efectividad y sin sangre en este inicio.

Sí apareció sin embargo en el segundo tanto de Casemiro al filtrar por fin un pase entre líneas a Isco, para que éste cediera al 14 blanco para cerrar el encuentro y demostrar al menos su calidad en la combinación. Con la entrada de Ceballos se descartó ser el primer cambio como de costumbre y encontró a un socio de los suyos.

Precisamente con el sevillano fabricó su quinto tiro de la noche, otra vez repelido por un defensor local. Con la presencia en banda de Borja Mayoral volvió a evitar ser también el segundo sustituido -se fue el héroe local Isco- y retrasó su posición como a él parece que más le gusta y le dio a Sergio Ramos un buen balón en un contraataque que no pudo convertir en el tercero.

Últimas noticias