LOS GESTOS DEL GALÉS CANSAN AL REAL MADRID

Bale puso ‘carita’ a Zidane y vivió la segunda parte dentro del vestuario

Bale puso ‘carita’ a Zidane y vivió la segunda parte dentro del vestuario
Gareth Bale, titular ante el Leganés. (Getty)
Comentar

Zinedine Zidane se ha cansado definitivamente de Bale. El técnico madridista se ha hartado de las malas formas y la falta de compañerismo del jugador galés, que pasa por sus peores momentos desde que llegara al club. El cambio en el descanso ante la Juventus ha sido la gota que ha colmado el vaso. Gareth volvió a tomarse mal su sustitución, al igual que su suplencia en el partido de ida, y vivió la segunda parte dentro del vestuario, lo que ha provocado cierto malestar entre sus compañeros.

Al descanso, Zidane decidió dar entrada a Marco Asensio y a Lucas Vázquez en lugar de Bale y Casemiro. El galés estuvo desaparecido durante los 45 minutos que duró su periplo como titular y el técnico consideró que lo mejor que podía hacer para tratar de encarrilar de nuevo la eliminatoria era cambiar.

Sus malos gestos tras enterarse de que sería uno de los dos sacrificados no gustaron nada al técnico, que empieza a cansarse de este tipo de actitudes de según qué jugadores. Para más inri, Bale no estuvo acompañando a sus compañeros en el banquillo durante la segunda parte, sino que se quedó en el vestuario.

Zidane está cansado de este tipo de númeritos del galés. El técnico toma sus decisiones en función de los intereses del equipo, no pensando en si un jugador dispone de más o de menos minutos, ni de si está contento o triste. Ya sucedió el año pasado con James y, ahora, tampoco tolerará que alguien anteponga el interés propio al del equipo.

El compromiso del galés con el club es otra de las cosas que está bajo cuestión. Y con acciones así se piensa que hay motivos por los que dudar. Si en la ida fue el único jugador del banquillo madridista que prácticamente ni se inmutó con ninguno de los tres goles marcados en Turín, en esta ocasión prefirió quedarse sólo y enfadado dentro del vestuario a dar ánimos a sus compañeros desde el banquillo.

La actitud de Bale contrasta con la lección dada por el capitán madridista y no gustó nada entre sus compañeros. Sergio Ramos, sancionado ante la Juve, vivió el final del partido desde el túnel de vestuarios, tratando de arengar a sus compañeros en una eliminatoria que se había igualado. Exponiéndose a una sanción mayor por parte de la UEFA, el defensa madridista entendió que en ese momento era lo que tocaba hacer y así hizo.

Últimas noticias