LASS Y DI MARÍA REGRESAN AL BERNABÉU

Los ex vuelven por San Valentín

Los ex vuelven por San Valentín
Comentar

El 14 de febrero es un día marcado en el calendario para aquellos que, enamorados, buscan el idilio con su pareja. Para el Real Madrid no podía haber una fecha mejor en la que iniciar la conquista de su tercera Champions consecutiva. Una competición que el conjunto madridista ama y que, esta temporada, ansía con más fuerza si cabe, al ser el único título al que se aspira.

El campeón busca aferrarse a su torneo fetiche como única opción de salvar el año se mide al aspirante, que quiere dar el salto definitivo con un equipo de ensueño. Del lado contendiente llegan dos ex que buscarán reventar por San Valentín la bonita historia del caballero con su dama. Lassana Diarra y Ángel di María regresan a la que fue su casa, añorando sus noches en el templo madridista y con la ilusión de hacerlo saltar por los aires con una victoria de su equipo. Típica mezcla de sensaciones del ex que terminó dolido y que vuelve.

El caso de Lass es peculiar. El mediocentro apuraba sus últimos días de fútbol en el Al-Jazira emiratí hasta que recibió a finales de enero la llamada del PSG. La última gran oportunidad de su carrera. En menos de 15 días ha logrado apuntar a titular para el partido del año. Ese en el que su nuevo equipo busca presentar su candidatura ante un Real Madrid de capa caída, pero que se transforma en las noches de Champions.

Algo que en su época de madridista no ocurría. El idilio del Madrid con su Orejona querida no atravesaba por sus mejores días. Lass fue desde 2008 hasta 2012 el músculo del mediocampo del Bernabéu, coincidiendo con el mejor Barça de la historia y con un conjunto blanco que iniciaba su levantamiento hacia la conquista de la ansiada Décima. Esa que él no llegaría a ver.

Afincado en el pivote madridista, al francés le tocó sufrir dos eliminaciones consecutivas en octavos de final. Aunque en sus dos temporadas con Mourinho la situación sería bien distinta. Los blancos llegaban a semifinales pero, o bien la sobreactuación de su ahora compañero Alves o los penaltis ante el Bayern les dejaban sin final.

Uno de los héroes de Lisboa

Si estuvo presente en el resurgir madridista Ángel di María. El argentino se convirtió en uno de los héroes de la Décima, final de la que fue elegido MVP. El jugador había visto como su plaza indiscutible en el once blanco había sido concedida a Bale, sin embargo, su gran hacer en los minutos en los que Ancelotti le daba la oportunidad le hicieron ganarse un puesto en el medio junto a Xabi y Modric. Fue uno de los grandes descubrimientos del italiano y mejor resultado no pudo dar.

Aunque después, el argentino se marchó por la puerta de atrás del Bernabéu, rumbo al United. No tuvo el éxito que allí se esperaba y ahora, casualidades de la vida, vuelve a verse relegado al banquillo por otro tridente de lujo. Cierto es que Di María llega al duelo en un estado de forma excepcional. Es el hombre más en forma de Emery, junto a Neymar. En lo que va de 2018 se ha aprovechado al máximo de las rotaciones del técnico vasco y ha disputado todos los minutos de los parisinos, haciendo nueve goles y repartiendo siete asistencias. Pero todo apunta a que no tendrá su regreso soñado en el estadio en el que alcanzó su mejor nivel.

Últimas noticias