Las explicaciones de la crisis del Madrid

Zidane
Zidane durante el Real Madrid-Villarreal. (AFP)

“No hay explicación”. Esta fue la frase más repetida por Zinedine Zidane en la rueda de prensa posterior a la derrota del Real Madrid frente al Villarreal. El entrenador galo no terminaba de entender lo motivos por los que ahora no salen las cosas. El equipo jugó mejor, disparó 18 veces y generó ocasiones de sobra para hacer, por lo menos, un gol, pero nada sale y el técnico no lo puede entender.

Zidane se escudó durante su comparecencia en la falta de puntería. “Hay que meterla”, aseguró como si esta fuera la única causa de todos los males que rodean al Real Madrid en una temporada que se vuelve un poco más negra cada vez que los blancos saltan a un campo de fútbol. Y Zizou tiene razón, una de las causas de esta crisis con mayúsculas es la falta de puntería, pero hay más factores que están empujando al equipo al abismo.

El Bernabéu no es un fortín

Uno de los principales males del actual campeón de Liga, de Europa y del Mundo es que el Santiago Bernabéu no es un lugar seguro. El miedo escénico que imprime el coliseo madridista ha desaparecido hasta el punto de que los blancos sólo han ganado ocho de las 16 veces que han jugado este curso en casa. Betis, Villarreal y Barcelona vencieron, mientras que Valencia, Levante, Tottenham, Numancia y Fuenlabrada lograron empatar.

Mal momento de hombres clave

El Bernabéu ya comenzó a cobrar cuentas ante el Villarreal a algunos jugadores y la cosa puede empeorar el próximo domingo ante el Deportivo. La afición ya ha señalado con pitos a Marcelo, Cristiano Ronaldo, Benzema o Keylor Navas, futbolistas que fueron pilares en la mejor temporada de la historia del club. Llamativo es el caso del brasileño, incapaz de encontrar un estado de forma óptimo para volver a ser uno de los peloteros más determinantes de la escuadra madridista.

Marcelo
El bajo estado de forma de Marcelo es una de las razones que explica la crisis de juego del Real Madrid. (realmadrid.com)

Pólvora mojada

Y sí, el equipo no sabe meterla. La misma plantilla que estuvo una temporada entera marcando en todos los partidos que disputó ahora puede llegar a tirar 27 veces como ante el Betis con el mismo resultado: nada. Frente al Villarreal fueron 18 disparos desperdiciados. Todo esto se ve reflejado en los números de jugadores como Cristiano Ronaldo o Benzema. CR7, Bale, Asensio e Isco empatan con cuatro goles en la clasificación de máximo anotadores del campeonato doméstico, mientras que el francés suma dos. Messi, Suárez y Paulinho llevan dos dianas más que toda la plantilla del Real Madrid en la Liga

Bloqueo mental

Zidane lo reconocía en rueda de prensa: “Puede ser un problema mental”. Las cosas no salen, la pelota no entra y cualquier imprevisto atenaza al equipo. Los blancos lo sufrieron frente al Villarreal con el gol en los minutos finales o en el Clásico cuando Luis Suárez adelantó al Barcelona. Un gol en contra es casi el fin para una plantilla que es grande por todo lo que ha ganado y por demostrar al mundo que hasta el final no se puede dar por muerto al Real Madrid. El equipo ahora mismo no tiene capacidad de reacción.

Las explicaciones de la crisis del Madrid
Cristiano Ronaldo se lamenta tras fallar una ocasión, ante el Villarreal (Getty).

Poca confianza en los suplentes

Siempre se mira a los jóvenes. Los fichajes de un verano con mucho futuro pero, si no juegan, escaso presente. Pero también hay que fijarse en que Zidane no es capaz de dar un golpe en la mesa metiendo a jugadores más consagrados como Marco Asensio, Kovacic o Lucas Vázquez desde el principio, salvo en contadas ocasiones. En las malas las rotaciones no tienen cabida.

Comentar

Últimas noticias