REAL MADRID VS VILLARREAL: JORNADA 19 DE LIGA

Isco está saturado: ha jugado 777 minutos más que la temporada pasada

Isco
Isco cae tendido sobre el césped en un partido. (AFP)

Isco hasta en la Copa. Así se puede resumir la participación que el malagueño está llevando a cabo esta temporada. Zidane ha convertido al talentoso futbolista de Arroyo de la Miel en uno de sus titularísimos, pasando de estar en un segundo plano a jugarlo casi todo. Da igual que sea la final de la Supercopa de España, Europa o la del Mundial de Clubes que un duelo ante el Numancia de octavos de Copa del Rey.

El andaluz ha jugado hasta el momento 1.797 minutos repartidos en 27 partidos. Tan sólo se ha quedado sin participar en cinco encuentros, entre ellos el Clásico. Sin duda, estos números sólo demuestran que el crecimiento de uno de los futbolistas llamados a marcar el futuro del Real Madrid y de la selección española es absoluto, aunque también tiene algunos problemas.

La temporada pasada a estas alturas había jugado 1.020 minutos. Es decir, 777 minutos menos que este curso. El centrocampista no se hizo con la titularidad definitiva hasta el final del curso. Para Zidane la BBC era innegociable. Tampoco se discutía la media formada por Casemiro, Kroos y Modric.

Por lo tanto, Isco tenía que conformarse con minutos en las segundas mitades y con los duelos en los que Zizou hacía rotaciones, hasta que Bale se rompió en el Clásico y nadie más le movería del once. Actualmente, poca gente se imagina un equipo titular sin él. Aunque en su depósito está cerca de saltar la reserva.

El Isco brillante que deslumbraba y conducía partidos a su antojo cada vez aparece menos. El de Málaga está más lento y espeso, una muestra clara de que su físico se empieza a resentir debido a la cantidad de minutos que está soportando. Esta temporada, por el momento, es uno de los pocos futbolistas que se han librado de la enfermería, pese a que no cuenta con una compresión tan atlética como otros compañeros. Quizá es el momento en el que podría obligar a Zidane a tomarse un respiro.

Comentar

Últimas noticias