De Ancelotti a Zidane: tu crisis me suena

Zidane
Comentar

“Todo está bajo control”, decía Carlo Ancelotti en los primeros días de un 2015 que no se recuerda con gratitud en el estadio Santiago Bernabéu. Aquel Real Madrid que a finales de 2014, el año de la Décima, había alzado en Marruecos el Mundial de Clubes caía con estrépito ante el Milan en un amistoso disputado en Dubai un día antes de comerse las uvas, perdía en Valencia cortando una racha de 22 victorias seguidas para comenzar el año  y volvía a repetir sinsabor días después en el Vicente Calderón al perder por 2-0 en los octavos de la Copa del Rey.

De repente, un equipo llamado a hacer historia, líder en la Liga, favorito máximo en la Champions y con grandes aspiraciones en la Copa caía en una profunda crisis de la que nunca más se levantaría. La temporada terminaría en tragedia cuando el Atlético confirmaba la eliminación copera en Chamartín, la ventaja en la Liga se tiraba por la borda para que el Barcelona alzase un nuevo título y la Juventus de Morata rompía el sueño de la Undécima en semifinales. Ancelotti cometió muchos errores aquel año, unos fallos que muchos están viendo repetidos en Zidane.

El galo salía a rueda de prensa tras empatar ante el Numancia en el Bernabéu con la intención de vender un mensaje de optimismo, aunque la realidad es que no consiguió su objetivo. Ni los periodistas presentes ni la afición se tragaron aquel “me voy satisfecho a casa”. Zidane se ha enrocado en mantener un proyecto que va a la deriva cuando hace unos meses estaba llamado a marcar una época. No quiere fichajes, no quiere cambios, quiere vivir o morir con los suyos sin reconocer el más mínimo fallo. Esta película ya se vivió por la casa blanca.

Zidane está repitiendo los mismos fallos que condenaron al italiano en la primera mitad de 2015. Confianza en un mismo bloque, no contar con la segunda unidad o la falta de autocrítica en rueda de prensa son algunos de los ejemplos que a continuación vamos a detallar.

Cabezonería en un once fijo

El hombre que mostró al mundo la temporada pasada la importancia de tener 24 jugadores comprometidos, ha dejado de ser fiel a un método que él inventó. Como le pasó aquella temporada a Ancelotti donde sólo terminó recurriendo a un Chicharito que dio la mayor alegría de aquel año eliminando al Atlético en la Champions, Zidane sólo confía en un grupo reducidos de jugadores. Los fichajes de esta temporada, todos muy jóvenes, carecen de continuidad.

Cambios muy tardíos

Zidane esta temporada ha renunciado en demasiadas ocasiones en gastar los tres cambios. En otra muestra en la que se ve como el francés no confía en todo su plantel, prefiere exprimir a sus intocables antes de dar oportunidad a hombres de refresco. Hay que recordar que el pasado mes de abril Zizou fue capaz de meter hasta nueve cambios en partidos claves como el de Riazor. Ancelotti repitió una fórmula parecida. Éste sí solía hacer los tres cambios, aunque con el tiempo casi cumplido.

Ancelotti
Carlo Ancelotti durante un partido del Real Madrid. (AFP)

Bajón físico

Por lo explicado anteriormente, el equipo se ha quedado sin gasolina antes de tiempo. Zidane lo reconocía tras el duelo ante el Numancia. El Madrid no es capaz de rendir durante 90 minutos y se derrumba en las segundas partes. Repitiendo lo que pasó con Ancelotti, el equipo se ha ido cayendo poco a poco. Coincide que este año los blancos también han jugado un Mundial que siempre desgasta.

Poca o ninguna autocrítica

Muchas reuniones. Muchas charlas. Es probable que pronto salte a la luz alguna comida de equipo. Pero poca o cero autocrítica. Ni Zidane ahora ni Ancelotti antes han sido capaces de reconocer el mal momento del equipo. Públicamente ninguno, por el momento, ha dado un golpe en la mesa.

Mala suerte con las lesiones

Las lesiones están haciendo mella en esta plantilla como hizo en la de 2015. Nadie olvida como Ancelotti tuvo que inventarse un once en la goleada recibida en el Calderón o se vio obligado a poner en el centro del campo a Sergio Ramos cuando Modric se rompió para dilapidar cualquier esperanza. Este año las lesiones se están cebando con todas les líneas. Keylor, la defensa en bloque o Bale son los más accidentados.

zinedine-zidane-celta-vigo-real-madrid
Zidane, en el partido ante el Celta. (AFP)

Negativa del entrenador a hacer fichajes

Este equipo y aquel daba señales de agotamiento pasado el turrón, pero como está haciendo Zidane ahora, Ancelotti también se negó a fichar en invierno con la intención de ir a muerte con su bloque, aunque le llevó a la deriva.

Mal inicio de año

Por último, 2015 y 2018 han empezado con el mismo mal pie. Aquel año el equipo arrancaba con dos derrotas. Este ganó en Soria, pero empató en Vigo para decir casi adiós a la Liga y no fue capaz de ganar al Numancia en el Bernabéu para hacer saltar todas las alarmas.

Últimas noticias