EUROPEO DE FÚTBOL SALA 2018 | ESPAÑA - KAZAJISTÁN

España pasa a Octavos del Europeo de Fútbol Sala 2018

europeo futbol sala 2018
Los jugadores de España celebran un gol en el Europeo Futbol Sala 2018. (UEFA)
Comentar

España no podía faltar a su cita con la final del Europeo de fútbol sala. El combinado nacional es todo un clásico en el máximo torneo a nivel continental y se impuso a Kazajistán en un partido épico, decidido en la tanda de penaltis, donde los jugadores españoles mostraron mayor puntería para plantarse en su noveno partido por el título en once ediciones de la competición. Ricardinho y Portugal son el único escollo a superar para levantar la Octava.

La falta de gol había marcado a España en los partidos previos a las semifinales, pero en la penúltima ronda y ante un equipo con el doble peligro de contar con un peligrosísimo juego de portero-jugador, el acierto cara a portería no podía faltar. A los cuatro minutos de encuentro, Taynan obligaba a los españoles a marcar con un tanto inicial que hizo bastante daño a los ánimos de los pupilos de José Venancio, quienes a pesar de todo siguieron avanzando hasta dominar el ritmo de juego.

Un tanto en propia puerta, tras saque de esquina de Bebe, le daba a España sus primeros réditos de la dominadísima estrategia de la que siempre hacen gala los conjuntos nacionales, y un nuevo tanto de pizarra, de un Tolrá relegado al ostracismo en los partidos anteriores, daba ventaja al descanso a un equipo resucitado tras el varapalo inicial.

Cacau inició entonces la ofensiva desde la opción del portero-jugador, e Higuita, portero único en el mundo por su destreza con el balón en los pies, puso las tablas con un disparo que lejanísimo en el que Paco Sedano pudo hacer algo más. Dos minutos después, Kazajistán marcaba el 3-2 y hacía saltar todas las alarmas, pero Joselito demostraba por qué es el más listo de la clase y volvía a poner las tablas en un partido frenético y que a buen seguro se decidiría por detalles.

Con la tensión a flor de piel apareció el carácter y la gala, apareció Pola, para robar un balón por el que muchos ni siquiera hubieran luchado y acto seguido colocar la pelota con la puntera lejos del alcance de Higuita. España volvía a adelantarse, pero no podía cantar victoria. Douglas, una de las estrellas del combinado kazajo, probó suerte con un nuevo disparo que se coló, demostrando que Sedano no estaba viviendo su mejor noche en el Arena Stožice.

Penaltis y final

La prórroga resultaba inevitable a pesar de una última intentona a la heroica de España. Miguelín a punto estuvo de darle la victoria in extremis a los suyos, pero apareció, como estrella ofensiva del equipo, para colocar un zurdazo en la mismísima escuadra y levantar al banquillo español de sus asientos. Sin embargo, un nuevo fallo en defensa permitió a Zhamankulov poner las tablas y mandar el partido a la decisión definitiva en los penaltis.

Tocaba decisión, puntería y suerte y Miguelín dio ventaja a los españoles antes de que Sedano se resarciera para detener, con las partes nobles, el disparo de Taynan. No habría más fallos, y primero Ortiz, y después Lin confirmarían el pase de España a su novena final del Europeo, donde tratarán de revalidar el título logrado en 2016.

Últimas noticias